Hempstead (EEUU).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró que él es «el responsable último» de la gestión del atentado del pasado 11 de septiembre al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), que mató a su embajador en ese país, Chris Stevens, y a otros tres estadounidenses.

«Yo soy el responsable último de que lo que ha pasado (en Bengasi, Libia)», dijo Obama, un día después de que su secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijera que asumía la responsabilidad por los ataques. «Clinton ha hecho un trabajo extraordinario, pero yo soy el presidente, y siempre soy el responsable».

«Nadie está más interesado que yo en saber lo que ha pasado en Libia», añadió Obama en su segundo debate presidencial contra el republicano Mitt Romney.

El mandatario subrayó que los diplomáticos como Stevens «no son sólo los representantes de Estados Unidos, son mis representantes, porque yo les envío allí», y aseguró que al enterarse de lo sucedido en Bengasi contactó de inmediato a su equipo de seguridad nacional.

En cambio, Romney «publicó un comunicado de prensa que trataba de sacar provecho político de la tragedia, y así no es como opera un comandante en jefe», añadió Obama, lo que irritó al candidato republicano.

«Sugerir que yo o cualquiera en mi equipo pueda jugar a la política o tergiversar la información sobre algo así es ofensivo», dijo Obama.

Romney, a su vez, pidió al presidente que aclarase si el día siguiente del ataque había dicho durante unas declaraciones en la Rosaleda de la Casa Blanca que el ataque en Bengasi había sido un acto terrorista.

«Quiero asegurarme de que quede constancia de eso porque le llevó al presidente 14 días describir el ataque en Bengasi como un acto terrorista», afirmó Romney.

«Consiga la transcripción», le respondió Obama, lo que la moderadora Candy Crowley respaldó con un «sí lo hizo».

«¿Puede decirlo un poco más alto Candy?», bromeó Obama en medio de las risas de los asistentes al debate.

La oposición republicana ha criticado duramente que, en un primer momento, el Gobierno de Obama defendiera que el ataque había sido producto de las violentas protestas que se desataron varios países árabes a raíz de un vídeo producido en EE.UU. que caricaturiza a Mahoma y al islam.

Romney también afirmó hoy que toda la política del presidente Barack Obama para Oriente Medio está en tela de juicio tras lo ocurrido en Libia.