San Diego.- Activistas de San Diego anunciaron la creación de un grupo que buscará impulsar el dialogo por una reforma migratoria que beneficie a millones de personas indocumentadas en Estados Unidos.

La Mesa sobre Políticas de Inmigración de San Diego (SDTIP, por su sigla en inglés) se reunirá con los legisladores que representan al condado para tratar sobre su postura en este dialogo federal, buscando que impulsen una reforma que mantenga unidas a las familias y otorgue un camino hacia la ciudadanía.

Esta coalición, conformada por alrededor de 20 organizaciones, ha recibido el apoyo de líderes electos, entre ellos, el nuevo alcalde de la ciudad, Bob Filner.

«Todos somos seres humanos y estamos en esto juntos», recalcó el alcalde demócrata, que dijo que esta reforma es necesaria dar un «oportunidad» a estudiantes indocumentados o «familias son sometidas a deportación».

Bob Filner dejó claro que este es el momento idóneo para impulsar este debate en el Congreso.

Por su parte, Pedro Ríos director del Comité de Amigos Americanos confió en qué no pasará de este año para tener avances en el tema, tomando en cuenta que el presidente, Barack Obama, lo mencionó durante su discurso de investidura.

Ríos consideró que Obama «quiere dejar un legado favorable» de su Presidencia y que «anda buscando la mejor manera de hacerlo».

«El voto latino tuvo un impacto bastante fuerte a nivel federal. Los demócratas están buscando sostener ese apoyo mientras que los republicanos están en busca de él», opinó.

El activista anticipó que será en marzo o abril cuando se realicen las primeras acciones en Washington: «Todo se está moviendo muy rápido. Creemos de que después de presentar una propuesta en el Congreso, un primer voto podría ser en junio, que para un proceso legislativo es bastante rápido».

Por su parte, Lorena González, líder de la Unión de Trabajadores de los Condados de San Diego e Imperial, exhortó a tomar acción para beneficiar a familias trabajadoras, que son las «más propensas a ser explotadas».

«Un empleador que contrata inmigrantes indocumentados tienden a estafarlos. Es momento de cambiar eso, es tiempo de asegurar que todas las personas que trabajan en Estados Unidos tengan las mismas responsabilidades y derechos que los demás», destacó.

Christian Ramírez, director del grupo Alliance San Diego, anticipó que los senadores considerarán tres ejes para presentar una primera iniciativa de reforma: qué hacer con los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos; la protección de la frontera y determinar el futuro de los flujos migratorios y qué sucederá con las próximas generaciones de inmigrantes.

«Estamos exigiendo que si esos son los tres ejes, asegurarnos que un paquete de reforma migratoria tenga un camino hacia la ciudadanía, es decir, que los migrantes no se queden en un limbo perpetuo de legalización sin la posibilidad de convertirse en ciudadanos», recalcó.

Este grupo pedirá además que la Patrulla Fronteriza tenga «mecanismos de control de vigilancia» para acabar con los «incidentes de exceso de uso de fuerza» y que se garanticen «derechos laborales que establecen las leyes» a los trabajadores que lleguen en un futuro al país, por medio de un programa de trabajadores huéspedes.