CHULA VISTA.- Su tienda se ha convertido en el hogar cotidiano de decenas de mujeres latinas deseosas de aprender a tejer para llevar alguna prenda que mitigue el frío de sus familiares o amistades.

Gloria Talerman, propietaria de una micro-empresa latina del ramo de artículos de piel y venta de estambres desde 1983, llegó a San Diego procedente de Guadalajara, México, hace 37 años.

Como en la mayoría de los negocios latinos, la señora Gloria, como la conocen ha sabido entretejer una valiosa y duradera amistad con sus clientes, pues no está concebido como el típico negocio que sólo busca generar utilidades, sino que también les deje un beneficio o satisfacción particular.

Y esa estrecha amistad que tiene con las mujeres del área quedó de manifiesto en una visita efectuada por el reportero a su pequeña empresa localizada sobre la avenida Broadway, entre E y F, todas se manifestaron agradecidas y muy satisfechas por la enseñanza que esta mujer les ha prodigado a través de sus dos maestras de bordado: las profesoras Alicia y Luz.

“No damos una clase, sino que les ofrecemos la ayuda que cada quien requiere, se les enseña a tejer, a entender un patrón (plan de costura), si quieren hacer un ‘sweater’ pero no saben tejer, se les guía en forma individual; no les cobramos y pueden venir las veces que quieran, y siempre hay aquí alguien que les apoya, nada más les pedimos que compren el estambre aquí”, afirmó esta singular empresaria latina.

Una de las mujeres, que se identificó como Luna, dijo tener de conocer a la señora Gloria “hace tal vez como cinco años, conocí a su mamá (pionera del negocio) una persona muy fina. Todas son personas muy agradables y amistosas”.

Las mujeres asistentes se mostraron, por su parte, muy contentas de que se reconozca la acción realizada por décadas por Gloria Talerman, heredera de una tradición familiar cuyo negocio inició en San Diego hace cerca de tres décadas.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com