WASHINGTON, D.C.- Apenas la economía estadounidense comenzaba a superar gradualmente la crisis más grave desde 1930, nuevos nubarrones eclipsaban al país de las barras y las estrellas.

A la confrontación entre demócratas, encabezados por el presidente Barack Obama y los republicanos en el Congreso, se suman ahora nuevas incertidumbres, y expertos en economía temían que el reciente atentado en Boston tuviera un impacto negativo como ocurrió el 11 de septiembre del 2001.

Una conocida agencia internacional de noticia pone de manifiesto

Las profundas divisiones que se hicieron evidentes en la campaña electoral en torno al papel del Gobierno y a las maneras de reducir el déficit dominarán sin duda la escena política en el 2013.

Afirma en este sentido que “desde que terminó la recesión a mediados del 2008, la recuperación ha sido lenta y compleja. La tasa de crecimiento desde entonces es un pálido 2% y el desempleo, de 7.7%, es casi el mismo que cuando Obama asumió el cargo por primera vez, en plena recesión económica”.

Expertos esperaban que lo que ha sido calificado como atentados terroristas, ocurridos la mañana del lunes 15 de abril en la Maraton de Boston, no tengan las nefastas consecuencias sobre la economía estadounidense como ocurrió en los atentados ocurridos hace poco más de una década en las torres gemelas del World Trade Center (Centro Mundial de Comercio) de New Yorkl.

Pero ya desde principios del año, algunos de estos expertos habían pronosticado que la economía de Estados Unidos entrará en recesión en la primera mitad de 2013, hasta un 1,3% del Producto Doméstico (PIB), debido al severo impacto que podrá tener el llamado ‘secuestro’ fiscal por parte del Congreso fedral.

En si, al momento, consideran, la economía estadounidense se encuentra inmersa en una frágil recuperación, con un crecimiento del 2,2% del PIB en el primer trimestre de este año, aunque la tasa de desempleo sigue elevada, en el 8,1%.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com