SAN DIEGO.- Moisés Morales, de 20 años de edad, es uno de los integrantes del equipo de Estados Unidos de fútbol sóccer paraolímpico que participará del 2 al 10 de mayo próximo en un torneo a realizarse en Dublín, Irlanda.

En entrevista con El Latino de San Diego, Moisés dijo que el conjunto, integrado por 12 elementos, ha estado entrenando con intensidad en Otay Ranch, Chula Vista, buscando estar en óptimas condiciones para el torneo de Dublín.

Acompañado por su madre, Juana y su hermano, Charles, el joven futbolista –quien juega la posición de medio-, subrayó que en la medida en que ha crecido la población discapacitada a escala mundial, con ello también se ha acentuado el interés y la participación de deportistas en los juegos paraolímpicos.

Se identifican por sus números

“Nosotros estamos identificados en el mundo con un número; por ejemplo yo en el mundo paraolímpico soy un 7, estas (cifras) van del 5 al 8, dependiendo de la gravedad de la discapacidad que tenga la persona”, explicó el entrevistado.

Destacó asimismo que estas reglas las fija el Comité Paraolímpico Internacional.

El jugador nativo de Chula Vista manifestó que para el verano próximo (durante el mes de junio) se prepararán en el Chula Vista Trainning Center (Centro de Entrenamiento de Chula Vista), para un torneo internacional programado para efectuarse en España, y con la mira puesta, en los Juegos Olímpicos Especiales a llevarse a cabo en California, en julio del 2015.

Juana, madre de Moisés, indicó que el joven forma parte de una familia intergrada por 4 hermanos y 1 hermana, “todos atletas al cien por ciento, aunque el es el único que ha tenido la fortuna de pertenecer a un equipo paraolímpico representando a nuestro país”

“Mucho trabajo y dedicación”

“El ha tenido la oportunidad de viajar con el equipo e ir a los entrenamientos”, sostuvo describiendo a su hijo, “y aunque se oye fácil, es difícil para ellos, porque es mucho trabajo, require de mucha dedicación, igual para uno de padre, pues siempre hay que estarlos llevando y apoyando; claro que cuando se ha ido lejos, como Inglaterra o Irlanda, por ejemplo, no me puedo ir con él, pero lo apoyamos igualmente”.

En el mismo sentido Juana agregó que Moisés “es una persona que a pesar de tener su discapacidad física, es muy inteligente y dedicado; es muy consciente de que primero es el estudio y después está el deporte, conoce perfectamente sus reglas y apoya a nuestra comunidad, porque ayuda a entrenar a otros niños”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com