Washington, DC.- Decenas de empresarios hispanos estadounidenses solicitaron el respaldo de la Administración Obama para el desarrollo de sus negocios mediante un mayor acceso al capital, durante el primer foro realizado por la Casa Blanca sobre la competitividad económica de los negocios latinos.

El encuentro reunió por primera vez en la Casa Blanca a alrededor de 80 empresarios latinos de todos los sectores de la economía con funcionarios de alto rango de la Administración Obama, para discutir formas de fomentar el desarrollo de sus negocios y la creación de empleos.


Durante un paréntesis, varios de los empresarios explicaron que su objetivo es trasladar el mensaje a la Casa Blanca de que, tras el peso electoral que demostró la comunidad latina en noviembre pasado, los latinos se han ganado un “puesto permanente en la mesa”.


“Queremos llegar al punto en el que, sentados a la mesa, no se nos vea como algo aparte sino como parte del tejido de Estados Unidos, porque al final la historia de los latinos es la historia del país… no puede haber duda razonable de que los latinos han llegado aquí para forma parte integral de la nación”, dijo Andrés López, presidente de su propia firma legal en San Juan (Puerto Rico).


Entre los temas del encuentro figuraron la necesidad de aumentar el acceso al capital; el acceso a una educación y capacitación de calidad para la futura fuerza laboral, y una mayor representación latina en las corporaciones, según López.


Según datos del Censo, hay más de dos millones de negocios hispanos en este país y, pese a la crisis económica, conforman uno de los sectores de mayor crecimiento.
Javier Palomarez, presidente y principal ejecutivo de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos, dijo que los negocios latinos contribuyen a la economía mediante la creación de empleos, el pago de impuestos, y la entrega de bienes y servicios.


Palomarez se quejó de que, hasta ahora, buena parte de la agenda sobre las relaciones Estados Unidos-México y el resto de América Latina se ha centrado en el narcotráfico, la inmigración ilegal y los problemas en la frontera sur.


“Rara vez se oye que México sigue siendo el socio comercial número dos de Estados Unidos, lo ha sido durante décadas y lo seguirá siendo”, señaló.
Martin Cabrera, presidente y principal ejecutivo de Cabrera Capital Markets, insistió en la necesidad de que el Congreso apruebe una reforma migratoria para que los indocumentados también aporten a la economía, porque los inmigrantes sólo necesitan “una oportunidad” para crear negocios de la talla de gigantes como Google, Microsoft, o Facebook.


En ese sentido, Mónica Lozano, principal ejecutiva del diario La Opinión, dijo que la legalización y eventual ciudadanía de los indocumentados tendrá un impacto positivo para la economía.


“Nuestra comunidad es emprendedora” y la legalización permitiría que los inmigrantes compren casas, abran más negocios y creen más empleos, con lo que se podrá “impulsar esta economía de una forma que no habíamos visto”, afirmó Lozano, el empresario hispano está a la vanguardia de la lucha por la recuperación económica y sus metas están “alineadas” con las del Gobierno de Obama: la creación de empleos, el desarrollo de la fuerza laboral, el fomento del comercio internacional y la potenciación tanto de los pequeños negocios como de las industrias de alta tecnología y alto crecimiento.


De parte de la Administración Obama, el foro contó con la participación de la principal asesora de Obama, Valerie Jarrett, y de los directores del Consejo Económico Nacional y de Política Nacional de la Casa Blanca, Gene Sperling y Cecilia Muñoz, respectivamente.
El foro es un “reconocimiento de que nuestra economía prosperará cuando todos seamos incluidos, y el poder y la fortaleza de este sector es crítico para el avance de la economía de Estados Unidos., y que esté preparada para el siglo 21”, subrayó Lozano.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com