SAN DIEGO.- Un llamado a la legislatura federal y al presidente Obama para que aprueben una iniciativa de reforma migratoria integral, es el principal mensaje de la Marcha denominada Día Nacional por la Dignidad y el Respeto, programada para el sábado 5 de octubre.

La expresión que tendrá lugar de manera simultánea en las principales ciudades del país, se esperaría sea una de las mayores en contingente, luego de las grandes marchas que tuvieron lugar entre el 2006 y 2007.

Cabe destacar que esta manifestación se genera luego de que la legisladora demócrata californiana Nancy Pelosi adelantara que presentaría una iniciativa ante la Cámara de Representantes antes de la primera quincena del presente mes de octubre y en medio de voces de escepticismo de que este año no habrá reforma migratoria.

El influyente Concilio Nacional de la Raza (NCLR) publicó en su sitio que “los representantes Sam Johnson (R-Distrito 3 de Texas) y John Carter (R- Distrito 31TX), reconocieron que su grupo de trabajo no estaba avanzando en su objetivo de introducir la legislación de una reforma migratoria por la desconfianza hacia el presidente Obama”.

Pero el legislador demócrata Luis Gutiérrez (D por Distrito 4 de Illinois) dijo que el grupo “no contaba con el apoyo del liderazgo republicano de la Cámara (de Representantes)”.

La expresión en San Diego

Pedro Ríos, director de la organización American Friends Service Committee (Comité de Amigos Americanos, Capítulo San Diego), anticipó que con esta marcha las organizaciones buscan persuadir al congreso estadounidense que el de inmigración debería ser un tema prioritario de la actual agenda legislativa.

En reciente entrevista con El Latino de San Diego, Ríos

Reconoció, sin embargo, que el tema del presupuesto y la anticipación de un futuro proceso electoral (las primarias), agregado a una ajustada agenda legislativa y la crisis de Medio Oriente hace poco probable que la iniciativa pudiera ser aprobada este año, pero todavía, se encuentra, consideró, la vía de la presión comunitaria.

Durante una breve conferencia telefónica anticipó que el contingente partiría de la calle 6ta. y Laurel (frente al jardín del Prado en Parque Balboa), de donde se dirigirá a la céntrica Broadway Avenue, la cual recorrerá para doblar a la derecha en Pacific Highway y terminar la marcha en las oficinas del Condado de San Diego, donde se encuentra programado un mitin.

El activista declinó, no obstante, anticipar cuánta gente asistiría a la expresión pública, “es algo que nunca podemos saber”.

Otras “ventanas de oportunidad”

De acuerdo con Ted Hesson, un experto en el tema de inmigración para la agencia ABC News, hay diversos factores “que conspiran contra la reforma migratoria en el 2013, al igual que el número de días que quedan de fuga en el calendario del Congreso y la falta de apetito en un proyecto de ley entre los republicanos moderados”.

Reflejando declaraciones de Karthick Ramakrishnan profesor asociado de la Universidad de California, Riverside, afirma que el principal obstáculo son “las elecciones primarias republicanas”.

Y cita textual al investigador Ramakrishnan: “las posibilidade de que esto ocurra antes de las primarias republicanas en 2014 son muy bajas”.

Tres escenarios al frente

Sobre ello el estudioso citado por Hesson planteó tres escenarios en que podría darse:

1.- Después de las elecciones primarias republicanas del 2014, pero antes de las elecciones generales.

2.- La elección presidencial del 2016

3.- Que la Casa de Representantes “se vuelva azul en el 2014 o 2016, si los demócratas toman el control de la cámara de Representantes y mantienen el control del Senado”.

Pero concluye que “esto no quiere decir que la ley de Pelosi no tendría no tendía ninguna posibilidad. Si ella puede anotar copatrocinadores republicanos o conseguir el apoyo del presidente de la Cámara John Bohener (R-Ohio), un proyecto de ley podría pasar”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com