El primer Nissan Rogue de fabricación estadounidense, salió de la línea de producción esta semana en Smyrna, Tennessee.

Es el vehículo es el número 10 millones en la construcción de la planta, que se inauguró en 1983.

La producción del rediseñado SUV Rogue del 2014 en Smyrna, es parte de una renovación de productos por Nissan, que ha rediseñado en 15 meses cinco vehículos del núcleo, que representaba el 74 por ciento del volumen de la marca en los Estados Unidos.

Las otros cuatro vehículos rediseñados son el Altima, el Sentra, el Versa y el Pathfinder.

En 2015, Nissan dice que espera construir en América del Norte el 85 por ciento de los productos que se venderán en los Estados Unidos.

Las ventas del Nissan Rogue han aumentado un 43 por ciento en dos años, a 142.349 en 2012 desde 99.515 en 2010. Este año, hasta septiembre, las ventas del Rogue en Estados Unidos subieron un 14 por ciento con respecto al mismo período del año pasado, a 124.669.

La planta de Nissan en Smyrna, produce cinco modelos, el Nissan Rogue, Altima, Maxima, Pathfinder, el eléctrico Leaf, ademas del Infiniti QX60.

También produce los módulos de batería de iones de litio para el Leaf.

La planta de Nissan en Smyrna, condado de Rutherford, Tennessee, es el motor de la ciudad. Con una población de 39.974 (según el censo 2010), Smyrna entró en la lista de News & World Report lista como uno de los mejores lugares en los Estados Unidos de retirarse.