Honda está retirando del mercado 344.000 minivans Odyssey, de los modelos de los años 2007 a 2008, para corregir un problema que puede hacer que el vehículo frene bruscamente.

El fabricante japonés dijo que un problema de software y algunos componentes pueden causar una exagerada presión hidráulica en el sistema de frenos, después de un rearranque del motor.

La acumulación de presión se puede liberar de repente, causando fuertes e inesperados frenados, sin que las luces de freno se enciendan.

Un portavoz de Honda dijo que no tiene conocimiento de ningún tipo de accidentes o lesiones relacionadas con el problema.

La automotriz dice que llamará a revisión a los modelos anunciados, para sustituir un sensor de orientación, pero la parte no estará disponible hasta principios del próximo año.

Mientras tanto, emitió instrucciones en línea, sobre cómo conducir para evitar que el problema se produzca.

El Odyssey se construye en la planta que tiene Honda en Lincoln, Alabama, y está clasificada entre las 5 mejores minivans en las listas del IIHS, (insurance institute for highway safety).