San Diego.- Decenas de personas denunciaron la semana pasada haber sido víctimas de discriminación racial por parte de oficiales de la Policía de San Diego, durante una audiencia pública celebrada en las oficinas del Cabildo.

Durante la sesión, los asistentes preguntaron al jefe de Policía, William Lansdowne, la razón por la cual algunos oficiales han fallado en emitir reportes dónde se indique la raza y también sobre los motivos de detención de personas cuando están a bordo de sus vehículos.

El residente de San Diego, Guillermo Arellano contó que el año pasado él y su amigo fueron víctimas de un tiroteo por parte de un grupo de jóvenes y agregó que mientras estaban en el suelo él llamó a la policía desde su móvil.

No obstante, añadió, cuando llegaron los oficiales en vez de ayudarles empezaron a pelear con él y dejaron a su amigo en el suelo, quien horas más tarde murió a consecuencia de las heridas.

Arellano lamentó que hasta la fecha ninguna persona ha sido detenida por dicho incidente y consideró que fue detenido únicamente por sus raíces mexicanas.

De su parte, varios jóvenes afroamericanos reclamaron que constantemente son detenidos en las calles sin ninguna razón y de inmediato se les cuestiona si forman parte de una pandilla o si se encuentran bajo libertad condicional.

En el 2000, la Policía de San Diego emitió una medida que pide a los oficiales llenar un reporte que evidencia este información, como una medida de monitorear y prevenir abusos, ante la percepción que se tenía de que algunas detenciones se basaban en el perfil racial.

A finales del año pasado, el jefe de la Policía envió un memorándum para recordarle a sus oficiales sobre esta orden, debido a que muchos olvidaban llevar este registro.

Lansdowne se comprometió a tomar las medidas necesarias para resolver este problema, tras escuchar por espacio de una hora, comentarios de la comunidad, principalmente hispanos y afroamericanos.

“Evidentemente hay mucha preocupación por parte de la comunidad, lo que significa que ellos piensan que sí hay perfil racial”, comentó.

Como una solución a este “problema o malentendido”, el jefe propuso a los integrantes del Cabildo, invertir dinero para adquirir cámaras pequeñas que se coloquen en el uniforme de los oficiales, similar a lo que hacen otros departamentos de policía en el país.

“Son muy efectivas, pero muy caras”, dijo y agregó que esas cámaras “pueden grabar la interacción con la policía, todos pueden verlas y ver si lo que se está haciendo es correcto”.

Gabriela Rivera, representante de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) consideró que la corporación “no ha entendido que el perfil racial es una preocupación de la comunidad”, debido a que crea desconfianza en las autoridades.

“Pedimos a la corporación llevar reporte de todas las detenciones, no únicamente en vehículos”, aseveró.

Por su parte, la presidenta del Comité de Seguridad Pública del Cabildo, Marti Emerald, pidió que no solamente se llevara el registro de las personas detenidas a bordo de un vehículo, sino también de los peatones.

Mientras que la regidora Myrtle Cole, quien representa un distrito con mayoría de afroamericanos, agradeció la presencia del jefe de Policía a quien pidió que atendiera con interés “esta preocupante situación”.

“Las historias que acabamos de escuchar evidencian que hay un problema y tenemos que solucionarlo”, concluyó.

EFE

Ellatinoonline.com