SAN DIEGO.- El oficial de policía Christopher Hays se unió a los casos de los ex agentes de la corporación Anthony Arévalos y Daniel Dana, acusados de haber acosado y/o abusado sexualmente a mujeres, empleando el poder que les daba la portación del uniforme.

La mañana del martes 18 de febrero, Bonnie Dumanis, Procuradura de Distrito del Condado de San Diego anunció que se presentaron cargos criminales en contra de Christopher Hays, de 30 años, quien esa misma tarde sería instruido de cargos por la Fiscalía.

Durante una conferencia de prensa, la funcionaria dijo que Hays ha sido acusado de dos cargos de delito grave falsa cárcel por amenaza, y tres cargos de delito menor de agresión sexual, y en caso de ser declarado culpable de todos los cargos , el acusado se enfrenta hasta 3 años, 8 meses en una prisión estatal.

“Este caso pendiente permanece en revisión y podría haber más cargos criminales”, advirtió Dumanis .

Sostuvo que en este caso” el acusado se encontraba en una posición de autoridad, y él abusó de la confianza pública. Estamos trabajando en nombre del pueblo de San Diego para hacerlo responsable por sus crímenes” .

Aunque el acusado se encuentra no ha sido arrestado al haber depositado una fianza por $130,000, se anticipó que la División de Operaciones Especiales del Fiscalía de Distrito “está tomando la delantera en la persecución de este caso” .

La Oficina del Fiscal de Distrito está pidiendo a alguna de las personas que creen haber sido víctimas de contacto por este agente, reportarlo al Departamento de Policía de San Diego en el (619) 531-1550 o la oficina del fiscal de distrito en (619) 531-3965 o www.SanDiegoDA.com

Revisarán otras posibles casos de agentes en desviación en conductas, advierte Lansdowne

Por su parte, el jefe de la Policía de San Diego, William Lansdowne, advirtió que no se tolerarán estas conductas dentro de la corporación y se han proporcionado información confidencial a nivel externo para que se haga una investigación paralela a la que se llevan a cabo dentro de la oficina de asuntos internos de la misma.

De hecho, trascendió que el reciente incremento de la supuesta mala conducta dentro de las filas del Departamento de Policía de San Diego han dado lugar a un nuevo plan de siete puntos para el departamento. “Las nuevas directrices tienen como objetivo la identificación de los agentes de policía con problemas desde el principio y dar una mayor prioridad a las denuncias ciudadanas”.

De hecho, Norm Stamper, un exjefe de Policía de Seatlle a quien se considera con alta reputación relativo a la presión que representa este trabajo y quien puso en marcha la Unidad Anti-Corrupción dentro del departamento local de policía, encabeza estas indagaciones, en lo interno.

Y tendrán que aportar nuevas pruebas, pues en el caso de Anthony Arévalos, sentenciado a más de 8 años de prisión, ha pedido un nuevo juicio argumentando, a través de su defensa, que la mujer que lo acusó, y a quien se identifica sólo como “Jane Doe”, nunca declaró que “el agente, de 28 años de edad. empleara fuerza física y la tocara”.

En el caso de Daniel Dana, quien es acusado de haber amenazado a una prostituta a meterla a la cárcel si no tenía sexo con él, alega que en ningún momento tuvo contacto sexual directo con la mujer, y actualmente se encuentra en proceso de prueba, por 3 años.

De ser encontrado culpable, sin embargo, el ex policía pasaría más de10 años en prisión.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com