CHULAVISTA.- Con la ausencia de la miembro latina Bertha López, y la renuncia obligada de Pearl Quiñones, autoridades de Sweetwater Union High School District aseguraron hace todo lo humanamente posible por evitar una huelga que tendría un grave impacto en el sistema educativo de Chula Vista y National City.

En voz del superintendente, Edward Brand; el presidente de la junta, Jim Cartmill y el miembro de la misma, John McCann, señaló que se continúa negociando y se espera llegar a un acuerdo.

Brand asegur óque en 2013, Sweetwater Union High School “hizo una significativa inversión en la cobertura de salud que se ofrece a todos los empleados”.

Aseguró en el mismo sentido que en el otoño pasado, “Sweetwater Union High School District ofreció a los empleados un incremento superior a los $3,000, al pasar de 9 mil a 12 mil, por trabajador.

Una expectativa de solución al conflicto laboral fue planteada por el líder de la Asociación de Maestros, Roberto Rodríguez, quien dijo, “nos encontramos muy cerca de resolverlo”.

Al preguntarle que cuáles son los factores que mantienen trabada la negociación, el representante sindical dijo que respecto “a los beneficios médicos no se acerca a lo que habíamos acordado, pues el aumento que ellos están ofreciendo es de 2 por ciento, pero retroactivo únicamente hasta enero de este año, y para el próximo año escolar sería sólo del 1%”.

Al señalar que la última propuesta de las autoridades se las ofrecieron en noviembre del año pasado, sin que observaran cambios sino hasta el viernes (28 de marzo), no obstante –dijo- “creo que ahora es posible llegar a un acuerdo, pero necesitamos seguir negociando”.

Y precisó que “no se trata de dinero, pues el distrito acaba de recibir $10 millones adicionales este año y van a recibir alrededor de $21 millones el año próximo, están a punto de comprar un edificio nuevo, pero me parece ilógico que estén a punto de hacer esas compras y al mismo tiempo prolongar tanto las negociaciones con los maestros”.

Al indicarle que el superintendente Brand señaló que tienen el beneficio de salud de Kaiser Permanente, afirmó “lo tenemos, pero el problema es de que la contribución que hace el distrito para salud es de $5,300 millones menos de lo que habíamos negociado y esa fue una decisión unilateral del distrito”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com