Ademas de tener un aspecto super agresivo, ser usado por la policía, y con un look de los 60’s, el Charger del 2015, viene con algunos cambios que darán que hablar.

El nuevo Charger SRT Hellcat estará equipado con un motor HEMI Hellcat V-8 súper-cargado de 6.2 litros que proporciona 707 caballos de fuerza y 650 libras-pie de torque, que se se combina con una poderosa transmisión automática TorqueFlite 8HP90 de ocho velocidades, convirtiéndolo en el sedán de producción más potente del mundo y según el fabricante en el «muscle car» más avanzado y versátil en los Estados Unidos.

Como equipamiento estándar, el Challenger SRT Hellcat ofrece el paquete de frenos delanteros más grande nunca antes ofrecido en un vehículo del Grupo Chrysler, e introducido en el Challenger SRT Hellcat 2015, con nuevos rotores Brembo de dos piezas de 15.4 pulgadas y pinzas de seis pistones para una capacidad térmica y durabilidad excepcionales.

Los resultados de las pruebas de rendimiento de este modelo de cuatro puertas cuentan con un tiempo de cuarto de milla de 11.0 segundos, 0-100-0 mph en menos de 13.0 segundos y una velocidad máxima de 204 millas por hora.

El nuevo diseño exterior del Dodge Charger 2015. se inspira en el espíritu legendario de la segunda generación del Charger de finales de los años 60 y, para el 2015, se guía específicamente por las pautas marcadas por el modelo de 1969.

Con su plataforma de tracción trasera y su potencia comprobada, el nuevo Charger representa el enfoque moderno de un «muscle car» clásico, con el que los entusiastas de hoy en día se podrán identificar.

Al frente, el Charger SRT Hellcat se encuentra equipado con un cofre de aluminio más grande y abultado para contener toda su potencia. Este cofre también incluye una toma de aire frío inspirada en el primer cupé Viper fabricado en 1996 y extractores dobles de aire para garantizar la disipación eficaz del calor y reducir la turbulencia en el compartimiento del motor.

Su divisor frontal integrado optimiza el flujo de aire hacia los módulos de enfriamiento sin comprometer el equilibrio del vehículo.

En la parte trasera, el vehículo está propulsado por ruedas de aluminio «Slingshot» de peso ligero, con siete rayos, medidas de 20 x 9.5 pulgadas y un acabado negro (Matte Black) de serie o bronce oscuro (Brass Monkey) opcional.

Los dos nuevos modelos de neumáticos Pirelli P Zero de 275/40ZR20, proporcionan rendimiento para todas las estaciones. Los neumáticos Pirelli P Zero Nero y P Zero tienen una calificación Y-Plus para poder soportar las velocidades extremas producidas por el nuevo Charger SRT Hellcat.

Los exclusivos faros traseros de pista del Dodge Charger SRT se inspiran en el mismo diseño de banda continua de luz introducido en la nueva Dodge Durango 2014.

El interior rediseñado del Dodge Charger SRT Hellcat 2015 ha sido creado para el conductor y ofrece materiales de lujo suaves al tacto, un novedoso panel de instrumentos digital y personalizable con una pantalla TFT de 7 pulgadas y una nueva consola central que alberga un centro multimedia UConnect de última generación con una pantalla táctil de 8.4 pulgadas.

También incluye asientos rediseñados con amortiguación mejorada y contornos más cómodos. Para mayor comodidad y confort, el SRT Hellcat incluye, de serie, asientos delanteros con ventilación y de alto rendimiento.

En marzo de 2014, la marca Dodge alcanzó un hito significativo con la venta de más de 1 millón de unidades del Challenger y del Charger en los Estados Unidos.

El Charger resulta atractivo para un gran número de compradores a los que conquista, lo que ha contribuido a impulsar un crecimiento de ventas del 62 por ciento desde 2009, el doble que para el segmento estándar de automóviles grandes.

En 2013, el Charger obtuvo sus mejores ventas desde 2007, logrando así un crecimiento de 3.2 por ciento en su cuota de mercado desde 2009.

El Dodge Charger SRT Hellcat se fabricará en la planta de montaje de Brampton, Canadá. Se prevé que su producción arranque durante el primer trimestre de 2015.