SAN DIEGO.- El primer reto al que se enfrenta el Partido Demócrata es tratar de retener el control del Senado una tarea que se antoja difícil, y que se definirá en las elecciones del 4 de noviembre próximo.

Agregó que por eso el presidente Obama decidió frenar su posible Orden Ejecutiva en el tema de Inmigración, para efectuar algunos cambios administrativos, consideró Pedro Ríos, director de American Friends Service Committee, (AFSC), Capítulo San Diego.

“El 4 de noviembre son las elecciones, los republicanos se oponen y en la Cámara de Representantes simplemente no hay punto de acuerdo, entonces no hay posibilidad de Reforma (Migratoria)”, reconoció.

Si los Republicanos triunfan seguiría patrón de estancamiento: PR

Ríos agregó que “viendo todo eso, no me queda duda que en la Cámara Baja (los Republicanos podrán retener el control) y continuaría el patrón que hemos visto de que las cosas se quedan estancadas ahí y va a seguir siendo así”.

Y reiteró el entrevistado que “mucho tiene que ver cómo queda el Senado para que, en caso de avanzar alguna propuesta, por lo menos sea aprobada por esa Cámara”.

Al insistirle si creía que la decisión del presidente Obama de no firmar la orden ejecutiva en el tema de inmigración habría sido una decisión personal, respondió: ‘creo que más bien fue que su propio partido se comunicó con él y le recordó que hay muchos asientos en el Senado que se encuentran en serio riesgo, pero no hay ninguna garantía; es decir, hay mucha incertidumbre”.

Reagruparnos, única camino de organizaciones, asegura

Consideró asimismo que datos muy reveladores es que al día de la elección de noviembre, “se habrán consumado más de 60 mil deportaciones, con igual número de familias destrozadas y 1,100 deportaciones cada día”.

Antes había señalado que para las organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, “es importante reconocer que nos tenemos que reagrupar como tales y seguir avanzando en nuestros proyectos”.

Expresó finalmente su esperanza de que los Demócratas “impulsen una fuerza que realmente respete los derechos de las comunidades y no jugar a la política como lo ha hecho en los seis años el presidente Barack Obama”.

CHIRLA expresa su inconformidad

En el mismo tema, la organización Coalition for Humane Immigrant Rigths of Los Angeles, Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes en los Angeles, CHIRLA, lamentó que de nueva cuenta el Presidente les hubiera fallado, calificó, a los inmigrantes.

“Estamos extremadamente frustrado, herido y enojado con la noticia de que las ambiciones políticas de los demócratas y otros jugaron un papel en forzar la mano del presidente Obama de romper su promesa a nuestra comunidad una vez más”, sostiene la organización en un reporte de prensa.

Y continúa que “desde el anuncio del Presidente, el 30 de junio que iba a anunciar medidas de alivio administrativo para el final del verano, 74.370 inmigrantes han sido detenidos o deportados y un sinnúmero de familias se han visto afectadas, y descompuesto”.

“Este es un momento vergonzoso en la historia de Estados Unidos y un recordatorio de que la justicia demorada es justicia denegada”, advirtió la organización.

Para mayor información ver tambien el enlace con nota: Crecería Fuerza Latina en las Elecciones del 4 de Noviembre.