SAN LUIS MISSOURI.- Los Dodgers de los Angeles se encontraban a punto de ser eliminados por los Cardenales de San Luis en la serie divisional de la Liga Nacional.

Haber perdido un partido en su casa que lo ganaban 6-2 y que a la postre se llevaron los Cardenales por 9 carreras a 8, pareció acercarse al tiro de gracia al caer la noche del lunes 6 de octubre por 3 carreras a 1.

Su futuro dependería de lo que pase la noche del martes 7, donde se sabrá si una vez más el equipo azul tiene que tomar sus maletas de retorno a casa, como sucedió el año pasado, también irónicamente frente a a los Pájaros Rojos, o sueña con un milagro que lo mantenga en la competencia en busca del Clásico de Otoño.

Y sin duda que los Gigantes de San Francisco, campeones mundiales en 2010, serán de los candidatos a pelear por el título de la Serie Mundial si son capaces de vencer a los Nacionales de Washington (DC), una franquicia relativamente nueva en las mayores y que tuvo una buena temporada regular.

Quienes ya están muy tranquilos esperando a sus próximos rivales son los Orioles de Baltimore, favoritos para esta temporada y los Reales de Kansas City quienes se despacharon por barrida –en tres juegos consecutivos- a los Tigres de Detroit y los Angelinos de los Angeles, quienes no les supieron ni ‘a melón’.

Muy desproporcionada ha sido la lucha entre los conjuntos al inicio de la serie divisional, pero se espera que se vuelva más pareja y peleada –para beneficio de los aficionados que pagan los boletos para ver buenos partidos- conforme transcurran los partidos entre los representantes de las divisiones de las Liga Nacional y Americana.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com