El adolescente está atravesando en esos años un proceso de autoafirmación y conocimiento de sí mismo. Es una época de cambios profundos, una crisis de crecimiento indispensable para pasar de la niñez a la edad adulta y consolidar su estructura física y psíquica.

En este momento se produce un antes y un después en la relación entre padres e hijos, explica la psicopedagoga Cristina Martín Herrera.

Si a esto le unimos el uso de la televisión, Internet, el iPod, la PSP, la Play Station y otras tecnologías que incentivan la pasividad y la pereza, nos encontramos con un adolescente impaciente, cómodo, perezoso, anárquico, todo lo cual se opone al estudio, enfatiza esta experta.

Ante esta situación qué pueden hacer los padres? Para esta psicopedagoga lo primero que debemos hacer es preguntar a nuestros hijos qué es lo que te gusta? y qué te ves haciendo en el futuro?

Debemos respetarles, entenderles y buscar juntos soluciones para acompañarles en este proceso, olvidándonos de las expectativas que como padres nos hemos creado. Debemos ayudarles a descubrir lo que más les gusta hacer, señala.

Cristina Martín aconseja a los padres que establezcan un diálogo franco e igualitario con sus hijos ya que averiguar cuál es la causa por la que rechazan los estudios les indicará cómo deben abordar el problema, aunque en muchas ocasiones el propio adolescente es incapaz de reconocer la razón de su rechazo.

La falta de seguridad les hace entrar en una etapa de indecisión que les empuja a rechazar cosas de su vida que antes no se habían cuestionado. Para ayudarles debemos poner en su conocimiento las diferentes alternativas que se le presentan, intentando vincular las diversas asignaturas con futuros puestos de trabajo o estudios universitarios recomienda.

Martín también aconseja acudir al orientador de su centro educativo u otro orientador externo, para que les facilite la información sobre las posibles salidas educativas, profesionales.

ALGUNOS CONSEJOS ÚTILES

Estos son otras recomendaciones prácticas de Martín a los padres para que consigan que su hijo salga de la situación de “off”.

1.- Gánese su confianza a través del diálogo, ofreciéndole ayuda y tratándolo como un adulto. Recuérdele que están a su lado.2.- Limítele el uso y tiempo dedicado a juegos electrónicos e Internet, motivándole con actividades novedosas que sustituyan a aquellos pasatiempos.3.- Enséñele a administrar su tiempo y a asumir responsabilidades, haciéndoles consciente de que cada acción o decisión tiene unas consecuencias que deber· asumir.4.- Anímele a realizar actividades deportivas. La buena forma física conlleva a la neutralización de las tendencias perezosas.5.- Cree un clima de confianza, mostrándole respeto y ofreciéndole su apoyo.6.- Ayúdale a establecer una conexión entre sus estudios y sus intereses personales.7.- Transmítale pasión por la vida, comparta sus pasiones (leer, trabajo, aficiones) con su hijo y descubran juntos las del adolescente.8.- Organice actividades conjuntas con la familia y ayúdele a planificar el tiempo para que pueda estar con sus amigos.9.- Refuerce su autoestima, ayudándole a fijar unos objetivos realistas y alcanzables en consonancia con sus características.10.- Proporciónele un tiempo de aprendizaje para que alcance las pequeñas metas que le llevarán al objetivo final.

EFE

Ellatinonline.com