Tiempo de preparación: 35 minutos

Tiempo de enfriamiento: varias horas o toda la noche

Tiempo de cocción: de 35 a 37 minutos

Rinde: 6 minipasteles

Masa:

• 3 tazas de harina multipropósito

• 1 cucharadita de sal

• 1 taza de margarina vegetal, fría

• 2 yemas de huevo

• 6-8 cucharadas de agua helada, dividida

• 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido

Relleno:

• 3 huevos ligeramente batidos

• 1 lata (15 onzas) de calabaza

• 3/4 taza de azúcar morena clara compactada

• 1 1/2 cucharadita de canela

• 1 cucharadita de sal

• 1/2 cucharadita de jengibre molido

• 1/4 cucharadita de clavo de olor molido

• 1 taza de mezcla de leche y crema

Para preparar la masa sin hornear, mezcle la harina y la sal en un tazón grande. Con una batidora para repostería, corte la margarina hasta que las piezas queden del tamaño de guisantes pequeños. En un tazón pequeño, mezcle las yemas, 6 cucharadas de agua helada y el jugo de limón. Agregue la mezcla de harina, de 1 cucharada por vez; y revuelva suavemente con un tenedor hasta que se humedezca y que la masa comience a unirse. Agregue el agua helada restante, en caso de ser necesario. Amase para dar la forma de 6 discos de 1 pulgada de espesor. Con una envoltura de plástico, refrigere durante 1 hora o toda la noche.

Estire cada disco sobre una superficie ligeramente enharinada, desde el centro hacia el borde, hasta formar un círculo de 6 pulgadas de espesor. Pliegue los bordes hacia el centro del círculo, pase a la tartera, y despliegue los bordes en una tartera de 4 pulgadas. Presione la masa suavemente contra el fondo y los lados para dejar salir el aire. Recorte el borde para que sobresalga 1/2 pulgada. Doble la masa sobresaliente, y forme ranuras en los bordes. Cúbrala y refrigérela, al menos, 30 minutos.

Caliente el horno a 400 °F.

En un tazón mediano, bata los huevos, la calabaza, el azúcar morena, la canela, la sal, el jengibre y los clavos de olor. Incorpore la mezcla de leche y crema. Vierta aproximadamente 2/3 taza en cada minipastel.

Coloque cuidadosamente los pasteles en el horno. Lleve al horno durante 15 minutos. Reduzca la temperatura del horno a 350 °F. Cocine hasta que al insertar un cuchillo a medio camino entre el centro y el borde del pastel salga limpio (de 20 a 22 minutos).

Deje enfriar por completo sobre una rejilla. Refrigere con una cobertura ligera hasta que quede firme (varias horas o toda la noche).

Decore con pacanas tostadas y crema batida.