Cuando preparo mermeladas caceras me gusta usar frutas exóticas, para de esta forma darle un toque especial. Este es el caso de la receta que les comparto el día de hoy… ¡Mermelada de Carambola y Jengibre! Te prometo que una mermelada como esta no la podrás conseguir fácilmente en una tienda, y eso la hace doblemente especial.

Esta mermelada es una completa delicia. La verdad que ustedes tienen que probarla. Personalmente me encanta el sabor que añade el jengibre.

¡Esta mermelada definitivamente sabe a Navidad! Y es perfecta para envasar y darla como un regalo único y diferente a esa persona especial en tu vida.

Para 2 tazas de mermelada

Ingredientes:

14 Carambolas

1 taza de azúcar

1 1/2 cucharadas de jugo de limón amarillo

1 cucharada de ralladura de cascara de limon Amarillo

1 cucharadita de jengibre fresco, pelado y rallado finamente

3 cucharadas de pectin liquido (opcional)

Instrucciones:

En una cacerola mediana a fuego medio bajo agrega las carambolas, azúcar, jugo de limon, ralladura de limón y jengibre, cocina por 20 minutos, revolviendo constantemente, o hasta que los líquidos se reduzcan y se forme mezcla espesa.

Agrega el pectin y cocina por 5 – 8 minutos más, o hasta que la mezcla tenga consistencia de mermelada.

Envasa en frascos esterilizados de vidrio, tapa, deja enfriar completamente y refrigera.

Tip:

El pectin, liquido o en polvo, ayuda que la mermelada tenga una consistencia más espesa y gelatinosa, y también reduce el tiempo de cocción. Si decides no usar pectin cocina la mermelada por 1 hora aproximadamente, mezclando ocasionalmente, hasta obtener la consistencia de mermelada. Debido a que el tiempo de cocción será más largo al final tendrás menos cantidad de mermelada.