El senador estatal Ricardo Lara presentó una iniciativa para impedir que miles de residentes legales puedan ser deportados por haber cometido infracciones y faltas legales menores en el pasado.

El legislador dijo que su propuesta, la SB 1242, simplemente hace un ajuste legal que hasta ahora ha dejado que continúen las expulsiones de residentes legales.

El año pasado el estado de California redefinió a las faltas menores como aquellas que tienen sanciones de cárcel de hasta 364 días. El cambio intentaba prevenir las deportaciones por una discrepancia con la ley federal que establece hasta 365 días para la falta menor; una sentencia mayor ya es delito y por lo tanto castigable con deportación.

Pero aunque los residentes legales que fueron sentenciados por falta menores en California el año pasado ya no fueron deportados, todos los de los años anteriores al 2015 quedaron expuestos.

La propuesta de ley del senador Lara simplemente hace retroactiva la ley de California, es decir que cubre a todos los residentes legales no importa en qué año cometieron la falta menor en el estado, y con esto quedan libres de ser buscados por el ICE para deportarlos por faltas menos importantes que los delitos.

“Ninguna familia debe ser dividida por un pequeño tecnicismo legal”, declaró el senador.

La propuesta fue elaborada con apoyo de la Coalición de los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (Chirla).