Indocumentados, sin seguro médico y con un niño internado en urgencias en el hospital, puede llegar a ser muy estresante, explicó María, madre soltera de tres menores con situación migratoria irregular.

Esta vez María no podía recurrir a conocidos que ocasionalmente le traían medicinas de Tijuana, que un par de veces pudieron comprarle hasta antibióticos.

“Me cobraban 40 dólares por la consulta en la cínica de salud y me daban la receta, pero si no me alcanzaba para comprarla tenía que ver que alguien ojalá fuera a Tijuana y quisiera surtirme allá las medicinas, las podían traer con las recetas”, explicó.

Pero cuando alguno de sus hijos se enfermaba y no había nadie que fuera a Baja California tenía que recurrir a la herbolaria, a lo que recordaba, usar la manzanilla, la yerbabuena, y yerbas frescas que podía conseguir en el supermercado latino, o tés en bolsitas.

“Es muy triste que se le enferme a uno un hijo y no tenga ni cómo ayudarlo”, platicó. En su comunidad en Vista algunos conocidos y vecinos de buena voluntad procuraban apoyar a la familia, pero muchos compartían las mismas circunstancias de tener menores en la familia y carecer de servicios de salud.

Por eso el día en que su menor tuvo que ser internado con un insoportable dolor de estómago y no había ni medicinas ni tés, a María le “regresó el alma al cuerpo” cuando le dijeron que podía cubrir una forma de MediCal de emergencias, que se usa exclusivamente cuando un paciente corre riesgo y no tiene ninguna otra opción.

Llevábamos días casi sin dormir, mortificados y recuerdo como todo nos cambió cuando dijeron que podía cubrir el MediCal, dijo la madre soltera.

El senador Ricardo Lara no fue indocumentado, pero sus padres sí, y tenían conocidos, compañeros de escuela del actual senador que como María en Vista tuvieron que enfrentar la carencia de seguro.

En California hay por lo menos 170 mil menores de edad indocumentados a quienes cubre desde este lunes el MediCal, retroactivo al primero de mayo, y no es sólo para emergencias, informó el senador al visitar la Clínica de salud de San Ysidro.

La parte retroactiva significa que si un niño indocumentado estaba internado el día primero sin seguro, aunque la ley que otorgó MediCal comenzó este lunes 16 de mayo, le cubre a partir de todo este mes.

El senador recorre ahora todo el estado para llevar la noticia a las familias con menores indocumentados e informarles que el MediCal les cubrirá hasta los 19 años de edad, la cubertura termina el día que cumplen 20 años, si para entonces no ha cambiado su condición migratoria.

Hasta este mes había unos 115 mil menores con condición migratoria irregular que podían recurrir a la forma de MediCal restringido, o para emergencias, como el que María utilizó en el norte del condado cuando su niño enfermó de gravedad. Pero todos ellos quedaban desprotegidos en cubertura preventiva y ahora ya cuentan con asistencia completa de salud.

Hay otros 55 mil menores indocumentados que hasta este mes sí estaban completamente desprotegidos, pro quienes ni sus padres ni el estado podían apoyar, pero que también esta semana cuentan con servicios.

El senador Lara ha sido muy reservado en las declaraciones que otorga en su gira por California, pero algunas organizaciones como la Fundación California Endowment sostienen que la sociedad no tiene garantizada la salud si deja fuera de servicios a una comunidad numerosa importante.

Si alguien tiene interés en informarse sobre los nuevos servicios de salud para menores indocumentados, puede ingresar por internet a la página en inglés Medi-Cal health4all kids y de ahí ingresar a la pestaña en español. O puede llamar al número telefónico 1 (855) 899-7587 y pedir ayuda en español.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com