La policía de San Diego continúa entrenamiento y revisa mensajes en redes sociales en anticipación a la visita de Donald Trump este viernes, cuando espera enfrentamientos entre manifestantes y simpatizantes del magante.

El teniente Scott Wahl dijo que la policía permanece atenta a toda señal de preparativos para disturbios.

En dos anteriores visitas de Trump a California las autoridades tuvieron que intervenir paras tratar de apaciguar protestas y contraprotestas.

En el área de San Francisco los manifestantes contra Trump lograron bloquear una carretera y se unieron encadenados a las puertas del recinto donde el virtual candidato republicano hacía su presentación de campaña electoral.

En el vecino condado de Orange fue arrestada una veintena de personas acusadas de participan en enfrentamientos, también durante la visita del mangante.

Para San Diego la policía confirmó desde la primera semana de mayo que realizaba prácticas revisaba estrategias antimotines.

Trump regresaba este miércoles a California, a Anaheim, luego el jueves estaría en Montana y el viernes finalmente en San Diego.

Al principio de esta semana por lo menos una organización llamaba a protestar contra Trump con intención de boicotear su presencia en San Diego.