Mujeres oficiales de la garita de San Ysidro desnudaron y revisaron excesivamente partes íntimas a una joven de 16 años de edad bajo pretexto de que podría esconder drogas en su cuerpo, denunció el padre de la menor, el señor Scott Catlin, en conferencia.

La joven cruzaba la garita con dos hermanas suyas mayores de edad, era la primera vez que visitaba Tijuana y regresaba contenta, dijo en conferencia el señor Catlin.

Según las oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) un perro habría alertado a las agentes y las oficiales llevaron a la joven a un curto donde le ordenaron a la desnudarse , cayó una toalla sanitaria con huellas de que la joven tenía su periodo y las oficiales concluyeron que la menor escondía algo, denunció el abogado Francisco Javier Aldana.

Aldana denunció que las oficiales no llamaron primero por teléfono a los padres de la menor para que se presentaran a la garita, ni informaron a las dos hermanas de la adolescente, quienes permanecían a su espera cerca de esas instalaciones.

Aldana también destacó que si el presunto perro habría alertado por contrabando, las oficiales habrían revisado la caja de cereal de chocolate, lo único que la menor había adquirido en Tijuana, pero la caja quedó intacta.

La conferencia se llevó a cabo en las oficinas del Comité de Servicios Amigos Americanos, que desde el año pasado lleva a cabo un proyecto ha recogido denuncias de abusos en las garitas de San Diego.