SAN DIEGO.- En oposición a lo que muchos creen, no sólo la comunidad científica participa de la exploración humana para saber si hay vida en otros planetas.

Así se confirmó durante una exposición y conferencia sobre el tema que tuvo lugar en el Museo del Espacio de Parque Balboa al que acudieron decenas de estudiantes y padres de familia de diversas edades.

Como es del dominio público, en la primavera del 2016, desde Alemania se envió a Marte una sonda que incluye una nave que orbitará en torno al planeta rojo para analizar si hay gases en la atmósfera y más recientemente,  en la primavera de este año, se envió un pequeño módulo que busca recoger muestras del suelo marciano.

De acuerdo a un reporte difundido por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), el programa espacial conocido como InSight, Interior exploration using Seismic Investigation, Geodesy and Heat Transport, (Exploración Interna mediante Investigación Sísmica, Geodesía y Transporte de Calor), se trata de “una misión del Programa Discovery que colocará una sencillo vehículo espacial geofísico para estudiar su profundidad interior”.

“InSight es más que una misión a Marte, es una exploración planetaria hecha desde la tierra que dará luz acerca de los procesos que formaron las rocas de los planetas del sistema solar (incluido la Tierra) hace más de 4.5 billones de años”, se indica en el reporte.

“Empleando sofisticados instrumentos geofísicos”, se agrega, “(la misión especial) ayudará a contestar preguntas fundamentales acerca de la formación de los planetas mediante la detección de las huellas o seguimientos a dichos procesos que han ocurrido en el interior de Marte”.

La misión, realizada en forma conjunta entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), tiene como objetivo primordial traer a la Tierra muestras de suelo de Marte antes de que finalice la década del 2020.

De hecho, también toma parte la empresa Airbus que ha solicitado la elaboración de dos estudios para diseñar un ‘Rover’ y un ‘Orbitador’ destinados a una misión de la ESA que se propone traer muestras de Marte antes

En medio de estos planes se prevé lanzar, en el año 2026, un ‘Rover’ que se encargaría de recuperar las muestras que antes tendría que haber depositado en suelo marciano una nave de la NASA, el Mars 2020.