NORTH CAROLINE.- El Huracán Florencia ha pasado a ser uno de los más destructivos y catastróficos de los últimos años, en los Estados Unidos, dejando decenas de víctimas mortales y miles de evacuados, con grandes inundaciones en las carolinas (del Norte y Sur).Hasta la mañana del martes 18 de septiembre, las autoridades de Carolina del Norte tomaban previsiones para nuevos impactos esperados en el arranque de la tercera semana de septiembre, aunque las secuelas de los daños causados por el meteoro, ya eran considerables.

La agencia federal de administración de emergencias FEMA (Federal Emergency Managment Agency), desde el primer ‘golpe’ que Florencia pegó en esta región del sureste estadounidense, ha estado valorando los daños para estimar el monto de la ayuda financiera que requerirán las familias que perdieron sus viviendas y familiares debido al temporal.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, ha hecho continuos llamados a la población para que no arriesgue la vida o su integridad física, y busque un lugar seguro en los albergues dispuestos para procurar la protección de los residentes.

Riesgo latente

“Para muchas partes de Carolina del Norte, el riesgo continúa siendo latente, pues el agua de los ríos continuarán creciendo”, advirtió.

El gobernante también recomendó que los automovilistas y peatones se mantengan lo más alejados posibles de las carreteras, particularmente la Estatal 64 y las autopistas interestatales 73 y 74.

De hecho, el Departamento de Transporte de Carolina del Norte dio a conocer que a partir del lunes 17 de septiembre, día en que imperó el caos por las inundaciones provocadas por las copiosas lluvias y los daños causados por los vientos que acarreó el huracán (Florencia), informó que más de un millar de carreteras fueron cerradas a la circulación, incluidas las autopistas interestatales 95 y 40.

Muchas familias, sin electricidad

Pero si ello en sí no fuera suficiente calamidad, la compañía generadora de electricidad Duke reportaba que cerca de medio millón de personas se encontraban sin electricidad, luego de las inundaciones.

Asimismo, más de 15 mil personas se encontraban resguardados en más de un centenar de refugios habilitados, tales como los de las universidades de Wake Forest y la de Carolina del Norte en la comunidad de Chapel Hill.

Uno de los hechos especialmente dramático que quedará en la conciencia colectiva de la comunidad de Carolina del Norte es el hallazgo del cuerpo de un niño que perdió la vida cuando se escapó de los brazos de su madre, luego de que el vehículo en el que viajaban fuera arrastrado por la corriente.

Luego de reconocer que reponerse del impacto causado por el temporal requerirá de tiempo y la colaboración de los gobiernos federal y de otros estados, las autoridades dieron a conocer que quienes requieran información de sus familiares y el estado que guarda el temporal y las familias, pueden comunicarse al Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte al 919-733-2126, donde le podrán ofrecer orientación de los pasos específicos a dar para saber de los mismos.

“En este momento, todos dicen qué gran trabajo estamos haciendo con el huracán Florence, y son 100% correctos. Pero no se dejen engañar, en algún momento en el futuro cercano los demócratas comenzarán a despotricar …”, escribió el presidente Donald Trump, en su cuenta de Twitter.