SAN DIEGO.- Una de las razones por las que San Diego State University (SDSU) “detuvo a los donantes que negocian con los especuladores de los fondos de cobertura es porque querían que la universidad pagara más de $ 40 millones para cubrir sus pérdidas anticipadas del equipo de fútbol”.

En un reporte publicitario se indica que “Soccer City no tiene asegurada una franquicia de la Major League Soccer y el abogado de la ciudad confirmó que Soccer City no está obligada a traer un equipo de fútbol profesional”.

Se agrega que “SDSU West: Measure G (SDSU WEST) provee un estadio que serviría tanto para el fútbol universitario como para el fútbol de las Grandes Ligas”.

“No en E Soccer City, pagado por los defensores de Educación, Parques y Medio Ambiente. Opuesto a Soccer City con el apoyo de los propietarios de Mission Valley”, precisa el reporte emitido por SDSU.

Y concluye que el financiamiento principal viene de H.G. Fenton Company, y es apoyado por el Comité de Propietarios de Mission Valley (Valley Mission Owners Property) y financiamiento adicional proviene de propiedades de Sudberry en el sitio: new.sandiegogov/ donors.

La contraparte

Cabe hacer mención que en reciente entrevista que El Latino San Diego hizo al ex seleccionado nacional de fútbol sóccer Landon Donovan, un promotor de la Medida E, indicó:

“Toda la gente puede votar y decidir. Esperamos tener mucho apoyo Latino, yo sé que si hay, pero para nosotros lo más importante es que la gente vote. Si no vota, no va a pasar”, dijo el también socio de Soccer City SD al recordar que la decisión estará entre esta Medida y la Medida G, de San Diego State University (SDSU)”.

Acerca de las opciones de voto dijo que los electores pueden votar “sí para las dos, no para las dos y sí para una y no para la otra; para ganar necesita 50% más 1 o la que tenga más votos”.

Respecto a las diferencias, en su concepto, son muy claras: “SDSU quiere todo el espacio para el colegio; no es malo, pero no incluye el equipo de sóccer, no van a pagar por el parque, no van a pagar por el estadio y van a usar los impuestos de los contribuyentes”.

“El nuestro, en cambio, es para todo San Diego; el suyo es para el Colegio y para los estudiantes, pero yo no voy a usar eso, yo no voy a ir a la escuela y mucha gente no va a ir”.