SAN DIEGO.- Autoridades del condado mostraron su preocupación por el incremento en el número de suicidios en el área, por lo que recomiendan la población estar alerta ante posibles señales de advertencia de personas con intenciones de quitarse la vida.El suicidio es prevenible. Es por eso que es importante aprender los factores de riesgo y las señales de comportamiento de las personas en peligro. Algunas señales de advertencia de suicidio incluyen:

-Mencionar constantemente la intención lastimarse o matarse.

-Divorcio, separación, estrés en la familia.

-Pérdida de trabajo, hogar, seguridad personal.

-Aumento del uso de alcohol o drogas.

-Aislamiento de familiares y amigos.

-Comportamiento atrevido o arriesgado.

-Pérdida de salud.

Después de tres años de mantenerse estable, el número y la tasa de personas que se suicidaron en el condado de San Diego aumentaron en 2017.

De acuerdo con el Informe 2018 del Consejo de Prevención del Suicidio del Condado de San Diego para la Comunidad, hubo 458 muertes por suicidio el año pasado, 27 más que en el anterior.

«El suicidio sigue siendo una preocupación grave en nuestra región», dijo el Dr. Michael Krelstein, director clínico de Servicios de salud del comportamiento de la Agencia de Servicios Humanos y de Salud del Condado.»Debemos hacer todo lo posible para evitar que las personas se quiten la vida y comienza conociendo las señales de advertencia del suicidio”.

El informe anual proporciona una visión integral del suicidio en la región y reúne datos de múltiples fuentes de los años 2013 a 2017.

El informe de suicidios del último año proporcionó los siguientes resultados:

Número total de suicidios: 458 comparado con 431 en 2016.

Tasa de suicidio por 100,000 habitantes: 13.8 comparado con 13.1 en 2016.

Egresos del departamento de emergencias debido a lesiones autoinfligidas: 3,098 en 2016 (el año más reciente disponible) en comparación con 3,248 en 2015, una caída del 5 por ciento.

El porcentaje de llamadas de crisis, en lugar de llamadas sobre otros problemas de salud mental, a la Línea de Crisis y Acceso del Condado: 31.4 en 2017 frente a 25.7 en 2016. La línea recibe aproximadamente 90,000 llamadas cada año.

Visitas al portal Depende de Nosotros, el sitio de prevención de suicidio del Condado: 265,771 en 2017 frente a 246,273 en 2016, un aumento del 8 por ciento.

Número de estudiantes que consideraron seriamente el suicidio: 14.5 por ciento en 2016 frente a 17.5 en 2014 (datos recopilados cada dos años).

Las personas que participaron en las capacitaciones de prevención del suicidio realizadas por el Consejo de Prevención del Suicidio: 3.627 en 2017 frente a 1.937 en 2016, un aumento del 87 por ciento.

La gran mayoría de las personas que mueren por suicidio muestran señales de advertencia. Saber cómo detectarlos y lo que puede hacer puede ayudar a salvar una vida.

«Ayudar a las personas a obtener ayuda para un trastorno mental es parte de la visión de residentes sanos, seguros y prósperos del condado de “Live Well San Diego”, dijo Krelstein.

«Cuando un amigo o un ser querido viene a ti en busca de ayuda, tómalo en serio. Pregúntale si tiene pensamientos de suicidio o si termina con todo. Esa simple conversación puede ayudar a salvar una vida», agregó.

Para ayudar a frenar el suicidio en San Diego, el Condado tiene varios esfuerzos de prevención, incluida la campaña Depende de Nosotros, los entrenamientos de Primeros Auxilios y Preguntas sobre Salud Mental, Persuade y Refiere, y la Línea de Crisis y Acceso del Condado, que es confidencial de consejería y referencia para las personas que se sienten abrumadas o que están experimentando una crisis de salud mental.

«La buena noticia es que cada vez menos personas terminan en la sala de emergencias debido a una herida autoinfligida y más residentes de San Diego están buscando ayuda y llamando a la línea directa», dijo Krelstein.

Reconocer las señales de advertencia de suicidio es clave para evitar que alguien termine su vida.