SAN DIEGO.- El acondicionamiento físico no tiene necesariamente que ser tedioso y rutinario. Por el contrario, si lo hacemos en compañía de alguien más puede llegar a ser divertido y generar mejores resultados.

Las redes sociales se están convirtiendo en una estupenda herramienta para la práctica colectiva de algún deporte. Para pasar un momento divertido y saludable sólo hace falta que una persona convoque a través de Facebook a la celebración de un partido de futbol en un lugar y hora determinados.

La institución médica Sharp revela a través de un comunicado que realizar actividades físicas en conjunto mantiene motivadas a las personas y las hace ser más competitivas.

Ya sea que la actividad física se lleve a cabo en casa o en un espacio público, siempre será mejor y más divertido hacerlo en compañía de la pareja, un amigo o un grupo de compañeros de escuela o de trabajo.

Los gimnasios ofrecen hoy en día una variedad ilimitada de actividades grupales, lo mismo para ejercicios aeróbicos que clases de natación o deportes de raqueta.

Además de ejercitarse en grupos las personas se relajan y se enfocan mejor.

En casa, uno puede encender el televisor o la computadora y practicar algún tipo de ejercicio siguiendo el paso de un grupo de personas.

Los parques son otra excelente opción. Hay que dejar a un lado la timidez y acercarse a los grupos o clubes que regularmente se reúnen en ese tipo de lugares públicos para integrarse a ellos.

Acondicionarnos físicamente no tiene que ser una tarea aburrida. Es cosa de imaginación. Convocar a un grupo de amigos y hacerlo de manera coordinada llega a ser un buen hábito tanto para la salud física como mental. Además de cuidar nuestra apariencia física cultivamos las relaciones interpersonales.

Incluso actividades que tradicionalmente se practican en solitario como la caminata o montar en bicicleta, resultan más amenas si las llevamos a cabo en compañía.

Por otra parte, bien vale la pena recordar que la práctica de todos los deportes en grupo se realiza bajo reglas y lineamientos claros que deben ser respetados por todos los participantes. A través del ejercitamiento colectivo pueden comprender que estas reglas no están impuestas por azar, sino que de su cumplimiento depende la armonía del equipo y de la competencia, tal y como funcionan las leyes en la sociedad.

Otra gran ventaja de la práctica del deporte en equipo es que las competencias se convierten en actividades familiares que aumentan la confianza, generan una comunicación más amena y, además de ayudarte a cumplir con tu rol padre de familia, te convierten en un amigo más de tus hijos.

Y ya que hablamos de los hijos, el deporte es un complemento perfecto para lograr que crezcan sanos y fuertes porque la actividad física beneficia el desarrollo adecuado de su cuerpo. Pero el ejercicio no solo interviene en el plano físico, la práctica de este tipo de actividades también tiene un gran impacto en el desarrollo de las relaciones interpersonales de los niños, sobretodo cuando se trata de deportes en equipo.

Realizar actividades en grupo en vez de hacerlo en solitario es una estupenda manera de mejorar la autoestima al ser valorado por otros nuestro rendimiento. Esta práctica nos permite conocer nuevas personas y tener acceso a un horizonte más amplio de posibilidades en la vida.