SAN DIEGO.- El 73% por ciento de la mercancía que se exporta de México a Estados Unidos es transportada por carga terrestre, por lo que los lentos cruces y el cierre de carriles generan diariamente pérdidas millonarias en los principales cruces de Ciudad Juárez, Nuevo Laredo y Tijuana.

“Más de 800 millones de dólares en pérdidas genera este atraso en las líneas y si se llegara a cerrar totalmente estamos hablando de mil 700 millones de dólares diarios”, consideró Enrique Orantes González, ex administrador de la Aduana de Tijuana.

A principios del mes de abril, la administración de Donald Trump realizó cambios en la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza.

En el caso de San Diego, envió elementos del CBP al campo fronterizo para  incorporarlos a la Patrulla Fronteriza con el objetivo de reforzar las zonas remotas de los límites territoriales.

“Nos quitaron personal a todas las garitas, aquí en Otay nos quitaron poquito más de 50 inspectores, es decir 20% del personal de CBP  de San Diego lo trasladaron a la patrulla fronteriza”, informó Alejandra Mier y Terán, directora general de la Cámara de Comercio de Otay .

SIN EXTENSIÓN DE HORARIOS

La extensión de horarios quedó prohibida para  los agentes que permanecieron en su  puesto y ante la falta de personal fueron cerrados dos carriles en Otay Mesa, en donde ya se han reportado tiempos de espera record de hasta 10  horas para ingresar unidades de carga a Estados Unidos.

“Eso nos está matando a la industria porque básicamente están cruzando como 30% menos de los camiones que cruzan normalmente”, resaltó Mier y Terán.

Las afectaciones han aumentado desde que el mandatario Trump amenazó con cerrar la frontera.

DECISIONES INHIBEN

COMERCIO

“Si el tema que da origen a todo esto es tema migratorio hay que tener la claridad de separar los temas y darle importancia a lo que requiere el comercio exterior”, dijo el ex titular de la Aduana de Tijuana

Otay ha sido la más afectada y es justo allí  donde hay dos proyectos en puerta:

El primero   es la expansión de la garita existente y el segundo el desarrollo de  la Garita Otay Dos.

BUSCAN ALTERNATIVAS

Ante las largas filas que en los últimos días se han registrado en la Aduana de Tijuana para el cruce de camiones que exportan mercancías hacia a Estados Unidos, la Asociación de la Industria Maquiladora de Exportación (INDEX) Zona Costa de Baja California, busca alternativas para reducir los tiempos de espera  ya que el cierre de dos carriles FAST del lado americano, se prolongará hasta nuevo aviso.

De acuerdo con las autoridades de Estados Unidos dicho cierre será por tiempo indefinido lo que seguirá ocasionando malestar entre los choferes de carga ante la inusual tardanza para dirigirse a sus destinos.

“Todos los días hay pérdidas económicas que varían según el concepto, ya que, por no entregar las mercancías a tiempo, las empresas pueden ser sujetas a diversas penalizaciones económicas y hasta el retiro de los contratos”, declaró el presidente de INDEX,  Luis Manuel Hernández González.

Afirmó que, ante esta situación, directivos de INDEX tienen encuentros permanentes con organismos del sector exportación como Canacintra, Canacar, Asociación de Agentes Aduanales y la Asociación de Industriales de Mesa Otay, para mantener comunicación con las autoridades de ambos lados de la frontera y presionar para que se agilice el tránsito.