SAN DIEGO.- Las carreteras del Condado de San Diego ocupan el primer lugar nacional en Estados Unidos con el mayor número de atropellamientos de peatones anuales.

A un costado de  la autopista 805 Norte, metros antes de la salida de Kearney Mesa, hay una cruz colocada para recordar un lamentable deceso pero los palos de madera representan la estadística mortal que se presentan en los freeways.

Las autopistas  de California que recorren la región son escenarios constantes de accidentes mortales o que provocan lesiones de gran gravedad a los sandieguinos.

Durante el 2018, la estadística de Highway Patrol de California señaló que  mil cuatrocientos treinta y dos peatones fueron arrollados en carreteras del denominado Estado Dorado.

De esa cifra, ciento veinticuatro residentes del Condado de San Diego sufrieron algún atropellamiento a un costado de una autopista pero treinta y un personas murieron a causa de la gravedad de las lesiones.

“Aquí viven muchas personas sin hogar y muchos viven muy cerca de las autopistas entonces intentan cruzar los carriles sin medir los peligros”, informó Ray Payton, portavoz de Highway Patrol de California.

Las noventa y tres personas que  lograron sobrevivir a los atropellamientos durante el 2018, quedaron con secuelas graves en su cuerpo como fracturas en extremidades o traumatismo craneoencefálico.

“Aquí en el Condado de San Diego se está notando que los atropellamientos están ocurriendo mucho en la autopista 5 y 94, en el àrea de la autopista 5 y 163, también en el área del Freeway 8 desde Mission Valley a la autopista 5 y muchos atropellamientos ocurren por la madrugada por lo regular”, informó el agente de la Patrulla de Caminos de California.

SAN DIEGO, CUARTO LUGAR EN ATROPELLAMIENTOS

La estadística de la Highway Patrol de California ha detectado que San Diego es la cuarta ciudad a nivel nacional con mayor incidencia de atropellamientos peatonales en las autopistas que atraviesan la localidad.

Personas como Ángela Esparza, residente de la ciudad de San Diego, ha sido testigo de personas que arriesgan su vida al intentar cruzar un freeway cuando creen que hay menor afluencia de carros.

“A veces hay gente que quiere cruzar sin precaución y en la noche, una vez me toco esquivar a uno”, confesó Esparza.

ESQUINAS PELIGROSAS EN LA CIUDAD

A principios del 2019, la organización civil Circulate San Diego detectó que en la ciudad había quince intersecciones consideradas como las más peligrosas, porque en los primeros meses del año no existían los suficientes señalamientos preventivos para evitar un accidente.

“Tan solo en la primer semana del 2019 hubo cuatro accidentes en contra de tres peatones y un ciclista que resultaron severamente lesionados a causa de un atropellamiento”, informó Juan Antonio Ramírez, gerente de proyectos de Circulate San Diego.

A finales de febrero, el gobierno de Kevin Faulconer reforzó la seguridad vial de dichas intersecciones y a través de la dependencia urbana pintó franjas visibles en los cruces peatonales señalados por la organización e instaló  semáforos con tecnología de punta para evitar nuevas fatalidades.

MULTAS PEATONALES

La Ley de Tránsito de California señala que es ilegal que una persona camine a la orilla de una autopista o intente cruzar un Freeway.

Tampoco puede permanecer cerca de entradas y salidas de carreteras estatales porque puede ser acreedor a una multa de más de cien dólares.