CHULA VISTA.- Su presencia no ha pasado desapercibida.

Están aquí para prevenir e investigar por los aires.

En menos de un año, más de mil misiones ha realizado el programa piloto de vigilancia con drones del Departamento de Policía de la Ciudad de Chula Vista.

Pequeños aviones no tripulados actúan como primer respuesta en un reporte policiaco.

“El dron ha podido ayudarnos que llegan primero antes que la patrulla y nos puede pasar información y decidimos si tenemos que mandar más agentes o patrullas si tenemos que mandar bomberos u ambulancias y con todo esto nos salva mucho tiempo y posiblemente salve una vida”, informó Roberto López, detective de la policía de Chula Vista.

Con este programa se han logrado 130 detenciones con soporte de drones, se ha expandido el plan de dos a cuatro drones, el área de operaciones   cubre aproximadamente el 33% del área geográfica de la ciudad, los tiempos de respuesta promedio son de 120 segundos.

Dl cien por ciento de los reportes en que fue utilizado el programa piloto de drones, en el 21 por ciento de los casos solo se enviaron los aviones no tripulados sin desplegar patrullas.

“Si es una llamada donde es una violencia que le está haciendo algo a otra persona esa es una llamada importante para nosotros y podemos mandar todo como policías y en ese evento mandamos al dron antes que llegue la patrulla y decidir por qué camino es el más adecuado más favorable para el policía y porque calle debemos entrar sin que se den cuenta que vamos llegando”, declaró el detective López.

Con el paso de los meses, los oficiales policiacos han superado el límite de patrullaje inicial que era de más de un kilómetro y medio de distancia.

“El piloto  tenía que ver el dron si ya no lograba verlo se tenía que regresar entonces ya hemos pasado bastante exámenes con el gobierno federal con el FAA (Federal Aviation Administration)  y ya podemos volar la distancia de tres millas  para poder mandar el dron tres millas desde aquí del Departamento de Policía y así cubre mucho más área en la ciudad”, recalcó el detective de Chula Vista.

El programa de drones como primer respuesta (DFR) del Departamento de Policía de Chula Vista (CVPD) alcanzó un logro importante en apoyo de las operaciones de patrullaje.

El innovador programa DFR de CVPD es parte del Programa Piloto de Integración (IPP) de la Administración Federal de Aviación (FAA), que comenzó en 2018.

Entre los objetivos principales del IPP está ampliar la integración de drones en el Sistema Nacional del Espacio Aéreo (NAS).

En respuesta a la solicitud de propuestas de la FAA para el IPP, la Ciudad de San Diego estableció un consorcio de entidades públicas y privadas, incluida la Ciudad de Chula Vista, para solicitar colectivamente ser parte del IPP de la FAA.

El resultado primario deseado del programa DFR de CVPD es proporcionar una mejor inteligencia en tiempo real a los socorristas para responder con las mejores tácticas y recursos.

CVPD tenía la intención de demostrar que los drones podrían proporcionar inteligencia aérea de rutina para llamadas de emergencia y mejorar seguridad pública de manera rentable.

Desde el 25 de octubre de 2018, el Departamento de Policía cuenta con el apoyo de la tecnología aérea en reportes de incendios, accidentes automovilísticos e incluso robos.

Así como Chula Vista, la ciudad de San Diego también cuenta con este patrullaje policiaco aéreo.