La salud, la edad, los cambios hormonales o la genética tiene que ver con el tamaño de las pestañas pero tú puedes influir en el cuidado para mantenerlas largas, sanas y fuertes y no sólo por estética sino también por salud ya que cumplen con la función de proteger el ojo.

Las pestañas son muy lindas y se ven bien cuando son largas pero si desafortunadamente eres una de las que no cuenta con este privilegio te daremos algunos tips para que las puedas hacer crecer y puedas lucir unos ojos de impacto y una mirada con mayor expresividad.

Ten presente que es importante desmaquillarlas todas las noches antes de dormir y de una manera adecuada para evitar arrancarlas, no abuses del rizador ni de las pestañas postizas ya que esto puede dañar las fibras y debilitarlas.

Aceite de ricino:

Este es un aceite hidratante y estimulante que actúa en el folículo de la pestaña para así lograr un crecimiento más largo, aplica unas cuantas gotas asegurandote de cubrir todas las pestañas (usa un cepillo especial para pestañas o el de un rimel gastado) hazlo en las noches y déjalo actuar mientras duermes, así evitarás que se quiebren, si prefieres también puedes poner unas gotas en tu rimel. 

Té verde:

Las bolsitas de té verde contienen propiedades antioxidantes y de protección, lo puedes aplicar con un copo de algodón y dejarlo reposar o si prefieres puedes ponerte la bolsita de té fría ya que así también contribuirá en el contorno de tus ojos y parpados.

Aceite de Argán:

Este lo debes aplicar de una manera generosa con el cepillo para pestañas y en la noche antes de dormir, en la mañana lo debes retirar con una loción desmaquillante para evitar algún tipo de infección.

Manzanilla:

Prepara un té de manzanilla y déjalo reposar hasta que enfríe, luego humedece un copo de algodón con el té  y ponlo encima de los parpados déjandolo  actuar por unos 15 minutos, se recomienda hacerlo de manera constante ya que de esto depende los buenos resultados.

Vaselina:

Con el cepillo para pestañas o con un algodón aplica en las pestañas y deja actuar durante toda la noche y lava muy bien en la mañana. La vaselina estimula el crecimiento del cabello y las fibras.

Aceite de vitamina E:

Aún no se ha demostrado que promueva el crecimiento pero te ayuda a tenerlas más hidratadas y fuertes.

Aceite de Coco:

Te puedes aplicar el aceite de coco en las noches antes de dormir y este ayudará a que tus pestañas crezcan  ya que las nutre en profundida y les proporciona vitaminas antioxidantes, adicional a esto las engrosa.