NATIONAL CITY.- María Ponce de León, es una trabajadora Latina de limpieza del ramo de la salud que con disciplina, heroísmo y pasión realiza unos de los trabajos más difíciles y peligrosos, al poner en riesgo su vida.

Esta mujer que cumple a cabalidad su función como Enviroment Services Specialist, EVS, (Especialista de Servicios Ambientales) en el Hospital Paradise Valley ha quedado registrada en la historia de sur de la bahía y esa comunidad, como la primera persona en ser vacunada en prevención del terrible coronavirus (bautizado por la Organización Mundial de la Salud como COVID-19).

“Me siento muy bien”

En medio de aplausos, la trabajadora recibió la vacuna administrada por la empresa Pfizer la tarde del jueves 17 de diciembre y una vez que le fue suministrada por el Doctor Joshua Pal, quien presta sus servicios como professional de la Medicina en el mencionado hospital, la conserje de la Unidad de Cuidados Intensivos, no tuvo dudas en su respuesta: “Me siento muy bien”.

“María es una heroína. Ella es una trabajadora de primera línea con impulso y passion para mantener su comunidad segura y saludable. (Y) fue la primera miembro del personal de EVS en ofrecerse como voluntaria para limpiar y desinfectar las unidades de UCI/COVID-10, en marzo”, escribió en su cuenta de Facebook, la alcaldesa de National City, Alejandra Sotelo Solís.

La funcionaria, quien fue una de las primeras en hacerse la prueba para constatar su condición de salud respecto al virus,  concluyó su mensaje: “Nosotros somosa más Fuertes en la lucha contra la pandemia, accediendo a la vacuna (de prevención) al COVID-19”.

La primera luz, destello en un oscuro e incierto túnel

Una tenue luz, dentro de la tragedia que ha significado el coronavirus, se divisa a lo lejos en un túnel que en 2020 ha sido muy oscuro y que a la fecha sigue siendo incierto.

La buena noticia para el condado de San Diego es que el lunes 14 de diciembre el condado recibió las primeras 28 mil vacunas.

Comenzaron a aplicar las vacunas

Este son, sin embargo, los primeros lotes de las tan ansiadamente esperadas vacunas  COVID-19,  elaboradas por el laboratorio Pfizer y aprobada por la FDA.

Mientras la vacuna comenzó a aplicarse a pzrtir del martes 15 de junio con prioridad , en su primera fase, a personal de salud que se encuentra expuesto a un eventual contagio del virus en hospitales y empleados de asilo, así como personal militar, las pruebas de detección se han extendido y ya son aplicadas, en forma gratuita, por los gobiernos locales y mediante un costo (considerable), de parte de empresas privadas del ramo de la salud.

Trabajo coordinado

Cabe mencionar que el lunes 14 de diciembre, el mismo día que llegó el primer lote de vacunas a San Diego, como viene ocurriendo desde hace varias semanas, se formaron largas filas de personas que acudieron a las instalaciones del Consulado de México en San Diego para hacerse la prueba gratuita de COVID-19.

En esta labor el consulado mexicano en esta ciudad trabaja en forma coordinada con la Agencia de Salud y Servicios Humanos de la Administración del Condado de San Diego, la encargada de llevar a cabo las pruebas de detección, a la población.