CHULA VISTA.- Don Carlos Alegre, el primer paciente de Sharp Chula Vista en recibir la vacuna contra el COVID-19, aceptó que en un momento tuvo cierto miedo, pero lo venció.

A pregunta del reportero, el paciente latino, quien hace honor a su apellido por el sentido de buen humor que proyecta a pacientes y el personal de Sharp Chula Vista Patrick Skilled Nursing Facility, no dudó en responder.

“Sí, con todo gusto”

Sin embargo, dijo, cuando le preguntaron si estaba dispuesto a ponerse la inmunización, su respuesta fue: “sí como no, seguro que sí, con todo gusto que me pongan la inyección”.

Aunque reveló que “oí gente que no quiso, que dijo, oh no, yo no quiero la inyección, pero no tiene nada de malo, al contrario; resulta que vino esta vacuna y  va a servir para mucha gente, mejor todavía”.

Agradecido con el personal

“Gracias a Dios que nos trajeron aquí”, dijo con evidente emoción y agradecimiento al personal, en referencia a esta área de Sharp, en la que se ofrece atención médica especializada a los adultos mayores.

Hay personas que están solas y tienen diez o doce años aquí, agregó Alegre, quien llegó a este hospital hace año y medio.

“Ojalá no vuelva a pasar esto”, dijo convencido en alusión al severo impacto causado a la población por parte del llamado coronavirus 19, Don Carlos, quien afirmó haber llegado procedente de la ciudad de Saltillo, Coahuila, México.

“Tengo 60 años aquí en San Diego y desde que cruce la línea no he vuelto a México…No volví a ver a mi familia, mis amigos, a nadie. Esta es mi vida, mi casa”, dijo convencido el paciente quien recibió los aplausos del personal que asistió al histórico evento.

Entrañable amistad

Vale hacer mención que en todo momento Alegre estuvo apoyado por Christina Griego, Coordinadora del Progra,ma de Actividades, con quien ha entablado una entrañable Amistad.

Al preguntarle a Christina como describiría a Don Carlos, no tuvo duda en su respuesta: “es un hombre muy bueno, humilde, muy feliz y siempre ayuda a sus compañeros”.

Carlos Alegre y María Ponce de León quien  la tarde del jueves 17 de diciembre recibió la vacuna en Paradise Valley Hospital de National City, pasarán a la historia como los dos primeros pacientes del Sur de la Bahía en recibirla.