El presidente Joe Biden firma decretos que revertirían los efectos de las políticas migratorias puestas en vigor por el expresidente Trump.

Biden quiere que la reunificación de familias sea prioridad máxima de su administración.

El martes 2 de febrero dio a conocer un grupo de trabajo a tráves del cual se lograría la reunificación de por lo menos 600 menores que hasta la fecha viven separados de sus padres.

Las políticas migratorias de Trump establecidas entre el 2017 y 2018 quería detener el flujo de migrantes que sin papeles intentaban entrar por la frontera sur.

Altos funcionarios del gobierno indicaron que se propondrán soluciones para el reencuentro, sin especificar si esto podría incluir el regreso a Estados Unidos de los adultos deportados.

El grupo de trabajo lo encabezará el secretario del Departamento de Seguridad Nacional.

El nuevo equipo se encargará de identificar a todos los niños separados de sus padres o tutores legales en la frontera sur. Así como de facilitar y permitir la reunificación de los menores con sus familias.