PIEL GRASA

Las pieles con alto contenido graso tienen una química mucho más activa que el resto. Esto significa que interactúan mucho más con cualquier perfume que utilices. Puede ser que algunos de ellos resulten ser más potentes y duraderos, pero que otros en cambio produzcan un olor mucho más desagradable. En este caso, lo ideal es optar por aromas suaves y ligeros durante el día y utilizar una mayor cantidad por la noche. Elige notas florales o cítricas y elimina aquellos que contengan almizcle.

PIEL SENSIBLE

En este caso deberás tener mucho cuidado al utilizar cualquier tipo de perfume, pues tu piel puede sufrir serias consecuencias, como irritación e inflamación. Utiliza productos naturales que no contengan porcentajes muy altos de alcohol. En el caso de que cualquier perfume te irrite, puedes probar con aceites esenciales –recuerda diluirlos, nunca usarlos puros–, aunque en este caso también deberás hacer la prueba antes y colocar un poco en la parte interior de tu codo.

PIEL SECA

En el caso de la piel seca, el olor se disipa más rápidamente que en los otros tipos de cutis. Esto puede ser contraproducente, sobre todo si se utilizan perfumes con alta graduación alcohólica. Seguramente que, si este es tu caso, optarás por colocarte grandes cantidades de fragancia varias veces al día, ¿verdad? Esto, lamentablemente, se traduce en una mayor resequedad en la piel, que termina en un gran daño. Para tu tipo de piel escoge fragancias fuertes con notas amaderadas o florales.

TIPS!

TU PROPIA ESENCIA‭!‬

Lo primero es elegir tu propia esencia, sabiendo que un mismo perfume olerá diferente de acuerdo al denominado “olor base” de la piel de cada persona. Por eso los expertos recomiendan no elegir jamás un perfume según cómo huele en un tercero, porque hay que aplicarlo en el propio cuerpo para conocer cómo se combinan los aromas del perfume con el PH de tu piel. Lo que en otros puede oler muy bien, en vos puede ser totalmente diferente.

EL PERFUME PERFECTO‭!‬
Los perfumes tienen tres fases, así que no te dejes guiar por la primera impresión, la cual durará sólo 15 minutos y dará pie a otra fase que durará 40 minutos más, para dejar un fondo que estará por horas en tu piel. Por lo tanto, este último es el aroma que permanecerá por más tiempo y el que debe agradarte.