CHULA VISTA.- Esteban Alvarez, de 14 años de edad, un estudiante de Stephen Hawking Charter School, salió decidido la tarde del viernes 14 de mayo para aplicarse la primera vacuna en prevención del COVID-19.

Esteban es uno entre los miles de menores, entre los 12 y los 15 años, que acudieron puntuales a la Superestación localizada en el Centro Comercial Chula Vista.

El muchacho está convencido también que la inmunización contra el coronavirus es necesario: “pues si lo están haciendo, es bueno”, respondió sin ampliar más detalles.

Estudian en diferentes escuelas

Raquel Casillas, también de 14 años de edad y quien estudia en Bayfront Charter High School, llegó al centro de vacunación acompañada de su madre, quien  estuvo todo el tiempo pendiente para que se le aplicara la dosis. 

Susanna King, una madre de familia, arribó acompañada por sus hijas: Mia King, de 14 años de edad y quien estudia en Otay Ranch High School y Cora King, de 12, alumna del Rancho del Rey Middle School.

Casi al mismo tiempo, llegó dispuesta a recibir la primera dosis, Makaylah Cirignano, quien con evidente seguridad recibió la vacuna por parte de una enfermera certificada y voluntaria para el sistema de hospitales Sharp HealthCare, de San Diego, responsable de administrar el sitio habilitado como centro de vacunación.

“Es tu decisión”

Con la misma determinación salió Miguel González, un alumno de Bonita Vista High School, quien dijo que “no sentí casi nada” y “no haber sentido miedo” cuando se le puso la vacuna.

¿Qué ventaja le vez a la vacuna o que le dirías a esas personas que afirman que la vacuna no es necesaria e incluso quienes dicen que no es buena?, le preguntamos, a lo que Miguel respondió firme: “No sé, póntela si quieres, pero…si no, pues es tu decisión”

De acuerdo con Claudia Llausás, Especialista Senior del sistema Sharp HealthCare para el Mercado Hispano, “no se requiere cita, sin embargo para quienes gusten aún pueden hacer cita ya que van a un horario seguro sobre todo cuando el tiempo es limitado y quieren entrar y salir en 30 minutos”.

Ir acompañados por sus padres o tutores

Agregó que los, (las), “menores deben de ir acompañados (as) de alguno de sus padres o tutor, quienes deben de llenar un formulario donde otorgue su consentimiento para que su hijo(a) o menor bajo su tutela sea inoculado”.

Vale hacer mención, por otra parte, que la propia Llausás un día antes (el jueves 13 de mayo), dio a conocer un comunicado respecto al anuncio de los CDC de que las personas que ya recibieron las dos inmunizaciones, no requerirían portar mascarilla, a continución el texto completo del reporte de prensa:

Hoy, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) anunciaron que no es requerido que personas completamente vacunadas porten mascarillas en interiores y exteriores.

Pero…Sharp continuará aplicando las reglas de CA

 “Este es un momento emocionante e importante en la lucha contra el virus COVID-19. Sin embargo, con el propósito de proteger a aquellos que son más vulnerables en nuestras instalaciones, y debido a que el mandato de mascarillas de California sigue vigente, Sharp HealthCare continuará aplicando las reglas establecidas de enmascaramiento”, se indica. 

“Por lo tanto pacientes, visitantes y personal de nuestros hospitales y clínicas”, continúa el reporte de prensa, “deben usar mascarillas aprobadas en todo momento y hasta nuevo aviso mientras se encuentren dentro de nuestras instalaciones”.

Recibirían una mascarilla

 Personas que no cuentan con una mascarillas adecuada, recibirán una mascarilla aprobada al ingresar a nuestras instalaciones.

 Este comunicado surge a raíz de reportes de personas que han tratado de ingresar a nuestros hospitales y clínicas sin mascarilla y argumentando que los CDC anunciaron que ya no es requisito que las personas completamente vacunadas usen mascarillas en interiores y exteriores.

Vale mencionar por último que la gran mayoría de las personas (los menores y sus padres) que ingresaron al centro de vacunación llevaron sus respectivas mascarillas y cumplieron con la norma de conservar la distancia requerida.