Un joven, su esposa y su bebé, fueron atacados por vendedores ambulantes, en la Garita de San Ysidro

SAN YSIDRO, CA.- Un nuevo incidente se registró la tarde del domingo 6 de junio, alrededor de las 3:00 p.m.)  en la garita de San Ysidro, cuando un conductor, (quien viajaba con su esposa y el bebé, de un año de edad, de la pareja).

 Según la versión de testigos presenciales, el conductor era perseguido por policías mexicanos y sería golpeado por vendedores ambulantes, luego de que en su afán de huir de los policías mexicanos dañara, con el vehículo, alguno de los puestos.

Vale hacer mención que este reportero se encontraba a escasos cuatro automóviles del lugar donde se produjo el incidente y observó que decena de policías fronterizos dejaron la revisión en las casetas y corrieron hacia el lugar del incidente para proteger al hombre y su familia, teniendo que entregárselo a los agentes mexicanos, debido a que se encontraba aún en territorio mexicano.

La versión de internautas

En una versión publicada por un internauta en la popular página “Cómo está la línea Tijuana’ y quien se identifica con el seudónimo de #NIURMO LLARMAS,  “El muchacho no atropelló a ningún humano, eso ya quedó aclarado. Fue parado por una patrulla por una infracción en camino a la línea de San Ysidro y cuando le exigieron dinero los policías para dejarlo ir, él no tenía para darles, (y) les dijo que no era de Tijuana.  (Entonces) le pidieron que los siguiera a la delegación de Zona Norte”.

Sin embargo, se afirma en la versión mencionada, que el policía no los llevó para la Delegación, “sino para otra parte”. (Y) “ahí comenzó todo. El se fue (escaparía) “por miedo de él y su familia, (pues) quizás resultaría en un secuestro o extorsión. Llevaba a su esposa y a su hijo de un año, (y lo que hizo fue irse para la línea”, se indica en el mensaje publicado en Cómo está la línea Tijuana.

“Ahí el primer policía que llegó le sacó la pistola apuntándole y pidiendo dinero. Le dijo que no traía y ahí es cuando el muchacho como pudo aceleró y tumbó puestos de carritos de los vendedores para poder llegar hasta enfrente a territorio estadounidense por que sabía que si caía en manos de policías mexicanosle iba ir muy mal. lamentablemente quedo 2 pies, muy corto para que intervinieran los policías estadounidenses”, continúa el escrito.

“Fue ahí”, se agrega, “donde los vendedores se subieron arriba del coche, quebrando los vidrios y ponchando las llanta por tumbar carritos de venta. Los policias mexicanos lo sacaron, lo esposaron y les confirm, si ya vieron el video,  lo toman del cuello al joven que cae desmayado y el policia se los suelta a los vendedores donde lo golpean y el sin responder”, todo ante la presencia de los agentes estadounidense que nada pudieron hacer para evitarlo.

Se identifica como su hermana

Una versión muy relevante es de una joven que se identifica como YS Gal y quien asegura ser hermana de la víctima, quien publica lo siguiente en la misma página:

“…Quiero decirles a todos/as que no crean todo lo que ven en las noticias o lo que diga la gente. Yo soy hermana (del que) acusan de haber atropellado a gente o a un niño y eso es mentira. De hecho se le pagó dinero al dueño del puesto que se tiró porque exigió dinero!”.

“Aparte”, afirma, “le rompieron las ventanas del carro con mi sobrino de tan solo 1 año atrás…Mi hermano está bien, en libertad y con muchos golpes por la gente que lo atacó”.

Y respecto a los vendedores ambulantes, subrayó: “En vez de hacer las cosas bien y dejar que la policía (se hiciera) cargo, lo golpearon, a su esposa también la sacaron (del vehículo) y a mi sobrino se lo querían llevar!”.

“Esto no puede seguir así”, consideró, “tiene que haber un cambio. Mucha gente cruza cada día y va a México (y) tiene miedo de lagún error y que lo traten a uno así, es inhumano”, concluyó el mensaje.

Vale decir que a partir del incidente, varios internautas han pedido a los automovilistas que cruzan a San Diego por las garitas de Tijuana que no compren los productos y servicios que ofrecen los vendedores ambulantes.