La vicepresidenta Kamala Harris destacó al llegar a México que ambos países nos estamos “embarcando en una nueva era” de interconexión bilateral.

Al reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la vicepresidenta destacó que “Estados Unidos y México tienen una relación de larga data basada en la familia”, en las relaciones familiares y comerciales.

“Creo firmemente que nos estamos embarcando en una nueva era que deja en claro la interdependencia e interconexión entre naciones”, dijo la vicepresidenta Harris al iniciar el encuentro con el presidente mexicano.

Harris y López Obrador presenciaron la firma de un memorándum de entendimiento en que los dos países se comprometen a establecer “una alianza estratégica para cooperar en programas de desarrollo en el Triángulo Norte” centroamericano, que integran Guatemala, Honduras y El Salvador. 

El acuerdo consiste en síntesis en impulsar el desarrollo económico de la región centroamericana al mismo tiempo que se combate la corrupción, los dos elementos a los que la vicepresidenta atribuye el flujo de migrantes de esos países a la frontera estadunidense.

Este es el primer viaje al extranjero que realiza la vicepresidenta Harris. En su primer escala, en Guatemala, fue drástica al dirigirse a los centroamericanos que potencialmente intentarían llegar a la frontera.

“No venga… no venga. Vamos a aplicar las leyes de migración y si vienen a la frontera serán regresados”, dijo la vicepresidenta.

En mensaje en cadena nacional en Guatemala, Harris dijo que “el objetivo de nuestro trabajo es ayudar a los guatemaltecos a encontrar esperanza en casa. Al mismo tiempo, quiero ser claro para la gente de esta región por pensar en hacer ese peligroso viaje a la frontera de Estados Unidos y México. No vengas” a la frontera.

“No venga… no venga. Vamos a aplicar las leyes de migración y si vienen a la frontera serán regresados”, dijo la vicepresidenta.

Según la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en abril fueron detenidas casi 179 mil personas cuando cruzaban la frontera.

La mayoría de esos migrantes, salvo contadas excepciones, fueron devueltos a la frontera mexicana bajo el Título 42, que, por motivos de la pandemia, permite a los oficiales devolver de inmediato a México a los migrantes.

El caso es distinto para los más de 17 mil menores de edad no acompañados que han sido encontrados en la frontera y que la administración del presidente Joe Biden ha acogido al considerar que son menores vulnerables.

La vicepresidenta apuesta a que el esfuerzo diplomático con México y el impulso económico y contra la corrupción en Centroamérica podrían reducir el flujo de personas que intentan llegar a Estados Unidos al huir de la violencia y la pobreza.

Sobre el acuerdo con México, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, calificó la reunión de muy exitosa.

El mandatario mexicano por su parte expresó su beneplácito por la visita de la vicepresidenta en su primer recorrido por el extranjero.

López Obrador colaboró firmemente con la administración del ex presidente Donald Trump para contener la migración centroamericana. El mandatario mexicano llegó a desplegar 27 mil efectivos para detener el flujo de migrantes. Trump llegó a decir que ese despliegue era su muro fronterizo contra la migración.

Manuel Ocaño