INGREDIENTES

Carne de cordero o de ternera picada, ½ k

Pan blanco, 2 rebanadas, remojadas en agua y exprimidas

Aceite, 2 cucharadas

Agua, 600 cc

Pimentón dulce, a gusto

Sal, a gusto

Salsa

Caldo de la cocción, 2 tazas

Harina o fécula de maíz, 1 cucharada

Jugo de limón, 1

Huevo, 1

PROCEDIMIENTO

Poner la carne, el pan, sal y pimentón en un recipiente y unir todo con las manos humedecidas para integrar los ingredientes. Si se usa lentejas, mezclar con 5 rodajas de pan exprimido o reemplazar el pan por pan rallado para sostener bien el puré de lentejas.

Tomar porciones de la mezcla, formar albóndigas y acomodar en una cacerola. Agregar el agua, aceite, tapar y cocinar a fuego suave unos 20 a 30 minutos.

Pasar las albóndigas a una fuente de horno. Colar el fondo de cocción, enfriar y reservar.

Poner en una cacerola el fondo de cocción. Batir el huevo en un bol, agregar el jugo de limón, la harina o fécula, mezclar bien y echar en el fondo de cocción mientras se lleva al fuego revolviendo hasta que se espese.

Colar y verter sobre las albóndigas cocidas. Servir caliente.

COCINA MEDITERRÁNEA

Las albóndigas de carne de cordero son habituales en la cocina mediterránea. 

Estas albóndigas con salsa de limón también se pueden hacer con carne vacuna y, en versión de adaptación moderna, con carne de ave. Todo va cambiando y adaptándose, pero el sabor y la tradición permanecen. 

La gastronomía mediterránea a pesar de la enorme diversidad de particularidades regionales, esta región tiene también muchas características comunes, determinadas por el clima mediterráneo, la agricultura, los lazos históricos y comerciales. Además, a lo largo de la historia numerosos alimentos se han aclimatado y naturalizado en el Mediterráneo, por lo que esta cocina tiene una gran capacidad de mestizaje. 

La esencia de la alimentación mediterránea lo constituyen los cereales, las legumbres, las frutas y las verduras.3​ El pescado es consumido regularmente y la carne con moderación.