Aunque hoy en día en los Estados Unidos el Covid-19 es el problema de salud más importante del país por la cantidad de muertes que ha ocasionado en el año 2020; la población tampoco puede olvidar que antes de la aparición del mismo ya se venían arrastrando una serie de afecciones que desde hace varios años han venido cobrando vidas y que todavía están vigentes.

Una de ellas es la intoxicación por opiáceos la cual se puede se puede producir por el consumo excesivo de los mismos (Cocaína y Heroína “entre otros”) o la ingestión de estos mezclados con otros fármacos y/o alcohol. 

Y ahora, con la epidemia del Covid-19, el problema se ha extendido ya que más de 40 estados de la unión han reportado el incremento de muertes por el consumo de opioides y esto se debe a que el mismo también se puede ingerir adquiriendo medicamentos tales como la Oxicodona, Fentanilo, Hidrocodona, Codeína y Morfina que son derivados opiáceos.

La sobredosis a las drogas se encuentra entre las primeras causas de muerte en USA y los estados donde más han ocurrido estos casos por cada cien mil habitantes son los siguientes:

1. Virginia Occidental: 52 muertes.

2. Delaware: 44 muertes.

3. Maryland 37 muertes.

4. Pennsylvania, Ohio y New Hampshire 36 muertes.

Por otra parte, de acuerdo a una publicación de la reconocida revista “JAMA” y a los datos de la Encuesta Nacional del uso de Drogas y Salud (NSDUH); se estima que para el 2025 las muertes por sobre dosis de drogas serán de 80.000 lo que corresponde a un aumento del 147% desde el 2015.

¿Cuáles son los signos de una intoxicación por opiáceos?

Para que los padres de familia, amigos y compañeros de trabajo estén pendientes de ésta situación y puedan orientar el caso correctamente deben conocer que los signos de una intoxicación por opiáceos son los siguientes:

1. Estado mental alterado, delirio o alteración de la conciencia.

2. Problemas respiratorios.

3. Pupilas midriáticas.

4. Somnolencia extrema.

5. Náuseas y vómitos.

6. Puede presentarse edema agudo de pulmón.

¿Qué hacer ante una situación de ese tipo?

En primer lugar, ofrecerle a la persona los primeros auxilios para garantizar la vida y en segundo lugar llamar al servicio de emergencias a los fines de que lo trasladen al centro de salud más cercano.

¿Cómo prevenir éste problema?

Para atacar éste problema se debe trabajar en dos vías: Una es que los padres deben estar más pendientes de sus hijos y hablar con ellos sobre el problema y la otras es que en caso de que sea necesario buscar ayuda profesional para lograr rescatarlos de ese flagelo. 

Para concluir debemos decirles que existe una línea de Narcóticos Anónimos (NA) cuyo número es: 1-800-477-6291 (opción español) donde con mucho gusto lo atenderán y le ayudarán.