Compendio SciCheck

Los empleados federales, incluidos los de la Casa Blanca, deben comprobar estar vacunados contra el COVID-19 o someterse a pruebas periódicas y medidas de mitigación. Pero el comentarista conservador Charlie Kirk sostiene que “al personal de la Casa Blanca no se le exige vacunarse”, cuestionando sin ninguna base si hay asuntos que no han sido revelados en juego.

Historia completa

Actualización, 10 de septiembre: El 9 de septiembre, Biden anunció un mandato federal de vacunación contra el COVID-19 que abarca a los empleados del Poder Ejecutivo, incluyendo los de la Casa Blanca, y a todas las agencias federales y miembros de las Fuerzas Armadas. El mandato no incluye a quienes trabajan en el Congreso ni en el sistema de cortes federales. 

El 29 de julio, el presidente Joe Biden anunció que se les exigirá a los empleados federales y contratistas que trabajan en instalaciones federales demostrar su estado de vacunación e indicó que a quienes no demuestren estar plenamente vacunados contra el COVID-19 se les pedirá cumplir con otras medidas de mitigación, incluyendo pruebas de detección periódicas, uso de mascarillas, distanciamiento físico y restricciones a los viajes.

Pero en un video muy difundido en Facebook e Instagram, un comentarista conservador que critica los mandatos de vacunación simplemente sostiene que a los empleados de la Casa Blanca “no se les exige vacunarse”.

“Debería ser la noticia número uno en el país”, señala Charlie Kirk en su video del 20 de agosto, el cual ha sido visto más de dos millones de veces. “¿Sabía usted que en la Casa Blanca no están exigiendo la vacuna? ¿Sabía usted que al personal de la Casa Blanca no se le exige vacunarse?”

Más tarde pregunta si hay algunos asuntos de seguridad que no han sido revelados detrás de la supuesta decisión de no requerir vacunas: “¿Saben algo sobre la vacuna? ¿Por qué no la exigen? ¿Están viendo estadísticas que son cuestionables? ¿Debemos preocuparnos porque ellos saben algo que nosotros no sabemos?”

Kirk muestra un video en el que un reportero pregunta a la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki si existe un mandato de vacunación para el personal de la Casa Blanca y Psaki responde, “No, no lo hemos ordenado”.

Si bien no existe un mandato detallado de vacunación para los empleados de la Casa Blanca, la conversación tuvo lugar el 23 de julio, seis días antes de que la Casa Blanca anunciara el requisito llamado “vacuna o prueba” para todos los empleados federales. Un funcionario de la Casa Blanca nos confirmó que la directriz incluye a todo el personal de la Casa Blanca.

Kirk no respondió a nuestra solicitud de un comentario.

El proceso para implementar la directriz federal está en curso entre las agencias. El Departamento de Justicia, por ejemplo, difundió un memorando el 13 de agosto según el cual una planilla electrónica para que los empleados indiquen su estado de vacunación “estaría disponible pronto” y dijo que estaba diseñando un programa para facilitar las pruebas de detección.

Le preguntamos a la Casa Blanca detalles sobre la implementación de la directriz para su personal y qué porcentaje de sus empleados han comprobado estar vacunados hasta el momento, pero no recibimos respuesta.

El 23 de agosto, luego que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobara plenamente la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech para personas mayores de 16 años, Biden exhortó a los líderes empresariales y a otros sectores a adoptar una política similar.

“Si usted es un dirigente empresarial, un dirigente de una organización sin fines de lucro, un dirigente estatal o local que ha estado esperando la aprobación plena de la FDA para exigir vacunas, le pido que lo haga ahora, exíjalas”, dijo Biden. “Haga lo que yo hice el mes pasado y exija a sus empleados que se vacunen o enfrenten requisitos estrictos”.

El mismo día un reportero preguntó a Psaki si a los empleados federales se les impondría un mandato más estricto.

“Creo que habrá que mirar agencia por agencia o a diferentes dependencias del gobierno en este momento, pero prevea que habrá más en ese frente”, dijo Psaki.

En cuanto al mecanismo para notificar el estado de vacunación, la Safer Federal Workforce Task Force (Comisión para un Personal Federal más Seguro) ordenó a las agencias “pedir a los empleados que completen el Certificado de Vacunación” para “brindar información sobre su estado de vacunación y autentificar la veracidad de esa información. Los individuos que no completen la planilla serán considerados no vacunados en los protocolos de seguridad de la agencia”.

Los empleados que suministren información falsa en la planilla corren el riesgo de ser despedidos y también estarían cometiendo un delito federal, según la comisión.

La comisión también ordena a las agencias “establecer un programa de pruebas de detección para SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, para examinar a empleados federales y empleados contratistas que trabajan en sus instalaciones y que no están plenamente vacunados o que han rehusado entregar información sobre su vacunación. La participación en este programa de pruebas de detección es obligatoria para esos individuos y deben ser examinados al menos una vez a la semana”.

Los empleados que rehúsen someterse a las pruebas podrán enfrentar “medidas disciplinarias”, agrega, y puede negársele acceso al “lugar de trabajo en la agencia por la seguridad de otros y a la espera de una decisión sobre alguna acción disciplinaria o de otro tipo que la agencia pueda adoptar”.

Traducido por Luis Alonso Lugo.

Nota del editor: El Proyecto de Vacunación/COVID-19 de SciCheck es posible gracias a una beca de la Robert Wood Johnson Foundation. La fundación no tiene control alguno sobre las decisiones editoriales de FactCheck.orgy los puntos de vista expresados en nuestros artículos no reflejan necesariamente el punto de vista de la fundación. El objetivo del proyecto es aumentar el acceso a información precisa sobre el COVID-19 y las vacunas, y reducir el impacto de información errónea.