Desde el 7 de noviembre, How The Grinch Stole Christmas del Dr. Seuss ha regresado a la ciudad para la temporada navideña, ansioso por recuperar el espíritu navideño que acompaña al espectáculo.

Esta temporada navideña marca el 24 aniversario desde el lanzamiento del espectáculo, ya tradicional que ha hecho que la Navidad sea muy especial para los habitantes de San Diego y los turistas que visitan la ciudad durante las vacaciones. 

Sin embargo, el año pasado fue la excepción, ya que el programa tuvo que presentarse por radio debido a que COVID-19 impidió las apariciones físicas. 

El director del proyecto, James Vasquez, dice que todos los miembros del personal involucrados en el programa estaban ansiosos por traer el espíritu navideño de regreso a San Diego. 

“Los actores están muy felices, porque se siente como un regalo de Navidad para todos nosotros, también sentimos que podemos devolver ese regalo a San Diego nuevamente”, dice Vásquez. 

Vásquez ha sido director durante 11 de los 24 años de existencia de la producción, y dice que ver la alegría en las familias es lo que hace que el proyecto valga la pena cada año. 

“Creo que lo maravilloso es que, debido a que es un programa familiar, es una oportunidad perfecta para que todos vengan. Desde los abuelos hasta los más pequeños de cada familia. Lo que es asombroso es mirar a la audiencia y ver a los padres preguntándose por qué están en un programa de Navidad principalmente para niños, pero al final del programa, existe la posibilidad de que también estén llorando”.

El proyecto tradicional también cuenta con espectáculos separados para familias que tienen niños en el espectro autista, donde el espectáculo hace ajustes con su producción, principalmente con iluminación, para evitar cualquier discordancia para los niños con autismo presentes. 

Vásquez dice que es necesario difundir este tipo de alegría navideña a tantas familias como sea posible en la época actual, como un intento de hacer del mundo un lugar más inclusivo y mejor en general. 

“Cuando miro alrededor del mundo, veo a la humanidad luchando un poco, y lo que me llevo de los niños que visitan este programa son los niños generosos y amorosos que quieren salir y hacer un cambio en el mundo”.