El mayor incremento en los últimos 39 años; aumento  de

precios en gasolina, los alimentos y vivienda, entre las causas

SAN DIEGO.- A la inquietud que causa la presencia del COVID-19 y sus variantes, se agrega ahora una más, de índole económico: La inflación o incremento en los precios de los productos y servicios en Estados Unidos.

De acuerdo con los datos más actualizados dados a conocer por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, la tasa de inflación anualizada de 6.8 por ciento y el índice de precios al productor subió a 9.6 por ciento en lo que va del año, superior al 9.2 esperado por los expertos en economía.

De acuerdo con los analistas económicos este es el mayor incremento en los últimos 39 años.

Entre las principales causas de estos elevados incrementos en los precios se responsabiliza a “los atascos en las cadenas de suministro, la crisis energética”, a lo que podría agregarse los gastos extraordinarios del gobierno federal para hacer frente a la pandemia y como un síntoma reciente, la frecuente caída en los precios de la mayoría de las acciones por la inestabilidad del mercado de valores.

De acuerdo con la prestigiada cadena de noticias BBC, “el precio de los alimentos, la gasolina, la vivienda y los autos usados empujaron con fuerza el costo de vida poco después de que la Reserva Federal del país (la Fed, un equivalente del Banco Central), reconociera que el fenómeno “no es transitorio”.

Y advierte la cadena noticiosa inglesa que “el calentamiento de la economía puede complicar los planes de recuperación económica del presidente Joe Biden, que intenta sacar adelante sus programas de gasto social en el Congreso y le suma presión a la Fed para que actúe con más prontitud de lo que tenía previsto”

En efecto y por ‘extraña’ coincidencia este martes 14 de diciembre (fecha de cierre de edición de El Latino San Diego), este calentamiento en el desmedido aumento de precios de las mercancías y servicios, se encuentra programada una reunión de dos días del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell y su equipo de expertos del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) en su sede en Washington, D.C.

De dicha reunión se esperaría, de acuerdo con los especialistas, que se agenden los temas claves para hacer frente a esta espiral de precios: Un aumento en las tasas de interés, se anuncie la retirada del estímulo monetario o circulante del mercado y reduzca su programa de compra de bonos o activos a los bancos para lograr revertir el índice de inflación al 2% anual, en promedio, que rigió en los últimos años.

Expertos como el Doctor en Economía e Investigador del Colegio de la Frontera Norte,  Alejandro Díaz-Bautista, anticipaba hace unos meses esta realidad, cuando no se prevía aún la posibilidad que la Fed pudiera adelantar sus decisiones.

“Los mercados anticipan que la Reserva Federal podría recortar las tasas de interés en una reunión de mediados de marzo, lo que hasta hace poco tiempo no aparecía en las proyecciones de los operadores. La Fed recortaría el costo del crédito…para amortiguar el impacto del coronavirus sobre la mayor economía del mundo”, afirmó.

Vale hacer mención finalmente que un recorrido a comunidades del sur y este de San Diego, se observó que el precio de la gasolina rebasa, en varios establecimientos, la barrera de los 5 dólares -como se observó en una gasolinería en Washington, Avenue, del este y en una de la Third Avenue de Chula Vista, a un centavo de llegar a esta barrera por galón,en la llamada ‘unleaded’.

En ciudades como Los Angeles, California, hace tiempo que el combustible rebasó la barrera de los $5 por galón en los diferentes tipos de gasolina. Foto-Cortesía: KTLA TV Noticias.