Darwin Fishman, de la Coalición por la Justicia Racial en San Diego, dijo que si el día en que un oficial de policía de El Cajón mató a tiros al inmigrante africano Alfred Olongo en lugar del agente se hubiera presentado un psicólogo, habría notado enseguida que Olongo tenía problemas mentales.
El inmigrante negro, que murió tras recibir varios disparos del arma oficial del agente, “ahora estaría con vida” si se hubiera presentado un profesional de la Salud Mental a la escena, en respuesta a una llamada al 911, dijo el activista.
“Personas como Alfred Olango estarían vivas hoy si tuviéramos un equipo de respuesta de Salud mental” en septiembre del 2016, cuando la hermana de Olongo llamó a emergencias para pedir ayuda porque su hermano experimentaba una crisis nerviosa.
Testimonios como ese de Fishman llevaron a las autoridades del condado de San Diego a evaluar la necesidad de un equipo con psicólogos y psiquiatras y a aprobar un proiyecto para este aun proyecto para este año.
Desde esta semana en el condado de San Diego serán profesionales de la Salud Mental quienes respondan primero a llamadas de emergencia que reporten personas con problemas de comportamiento o por dependencias y adicciones.
El condado pudo en marcha 16 Equipos Móviles de Respuesta a Crisis (MCRT) que incluyen a profesionales de la Salud Mental y asistentes entrenados.
Esas unidades llegarán primero cuando se reporten, por ejemplo, a indigentes que se sabe que tienen problemas mentales o cuando presentan comportamientos críticos pero sin amenazar a otras personas.
Si a casos como esos llega primero la policía, su presencia contribuye a tensionar la situación sin solucionarla, de acuerdo con el regidor Nathan Fletcher, presidente de supervisores del condado.
“Lo mismo pasa con un caso de un derrame cerebral”, dijo Fletcher, “la policía puede llegar pronto pero lo que el paciente requiere es un médico o un equipo paramédico preparado parea emergencia”.
Cuando se trata de casos de Salud Mental “es lo mismo, necesitas a un profesional de la salud mental o del comportamiento, no a un policía”, dijo.
En estos casos la policía solo será llamada para que se presente si el paciente u otras personas en la escena se comportan peligrosamente hacia sí mismos o hacia otras personas.
El regidor dijo que el condado recibe en promedio unas 54,000 llamadas de emergencia, y un buen número de ellas se refiere a personas que necesitan ayuda de profesionales de la Salud Mental, no de policías.
El número de emergencias para los MCRT no es el 911, sino el 988. Los equipos de respuesta trabajan en coordinación con las agencias el orden en un horario de 7 de la mañana a las 9 de la noche
Fletcher dijo que al tratarse e un nuevo equipo se espera que aprenda sobre la marcha, pero espera notar pronto sus resultados.