CHULA VISTA, CA.- Su madre Luisa y su hermano Edgar fallecieron como consecuencia del terrible Mal de Parkinson.

Pero Lisbeth Garcés, una ejemplar mujer venezolana que inmigró a San Diego, no se ha quedado cruzada de brazos y ha respondido con un extraordinario programa de apoyo a la comunidad.

De hecho, ha trabajado en la comunidad de Parkinson, donde ofrece servicios y recursos gratuitos como servicios, ejercicios, transportación, reuniones de apoyo y programas educacionales.

“Desde 2007, he proporcionado ejercicios de terapia de baile para personas con discapacidades y fundé una organización sin fines de lucro en memoria de mi difunto hijo, Juan Carlos Garcés quien falleció por distrofia muscular”, señaló a pregunta expresa de El Latino San Diego. Ir al enlace en donde Lisbeth explica cómo nació: https://www.youtube.com/watch?v=JQqlKY3Gpng

Recordó que por ello el 4 de mayo de 2012 vio la luz la Organización Juan Carlos, sin fines de lucro, y aprobada el 21 de septiembre de ese mismo año por la oficina de Internal Revenue Services (IRS, por sus siglas en inglés).

Lisbeth cuenta además con certificación en Zumba-Fitness Gold (para principiantes y adultos mayores), Zumba Toning (escultura corporal y trabajo cardiovascular de alta energía) y ZumbAtomic (para niños de 4 a 12 años).

El reciente mes de noviembre de 2021, Lisbeth fue contratada por la Parkinson’s Association como representante de enlace para la comunidad hispana en el condado de San Diego.

El ejercicio es fundamental para ayudar en enfermedades como el Mal de Parkinson. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Le caracteriza la paciencia y el amor

En unos cuantos minutos que tuvimos la oportunidad de ver cómo trabaja con el grupo, observamos la paciencia y el amor con el que Lisbeth Garcés, quien actualmente también imparte clases de primeros auxilios, CPR, Kinesiología y ejercicio de grupos, trata a las personas con las que le toca trabajar en todo el condado de San Diego.

Vale hacer mención que los ejercicios de la Coach incluyen prácticas de Ready Steady Boxing para personas con Parkinson.

“Mejorar el movimiento o mantener el que ya se tiene”

Jorge Soto, un adulto mayor quien padece del Mal de Parkinson y quien forma parte del grupo de personas que se ejercitan bajo la orientación de Lizbeth, dijo que los ejercicios que practica al lado de la Coach Garcés “los iniciamos hace aproximadamente unos tres meses pero siempre ha flotado en la situación de hacer ejercicio para mejorar el movimiento o mantener el que ya se tiene”.

Entrevistado en un intervalo en el que sus compañeros (as) continuaban con la práctica, este hombre de 73 años de edad, se le preguntó de ¿qué manera le ayuda para lograr lo que usted está mencionando?

“Bueno, de todos los músculos que temenos en el cuerpo, los tendones y la transición entre los huesos para el movimiento. Si uno sigue practicando, el cuerpo lo único que se está dando cuenta es de que se está fortaleciendo; se le está hacienda caso porque muchas de las veces tomamos nuestra edad como un buen pretexto para y no hacer algunas cosas”, indicó.

Jorge Soto, un adulto mayor muy consciente de la importancia del ejercicio para mejorar su condición física y mental durante entrevista con El Latino San Diego. Foto: Horacio Rentería.
“Si no se practica, podría ocurrir degeneración” física y/o mental

Jorge Soto agregó en el mismo sentido que “por sabiduría popular sabemos que quien no practica, se degenera (física y mentalmente); pierde habilidades”.

Y más cuando eres mayor; es decir, hay mucha irresponsabilidad en nosotros, en la mayoría sean personas jóvenes, maduros o viejos, de todas maneras hay poca atención al ejercicio, creo que eso es importante, acotamos.

“Eso es importantísimo. Yo, por ejemplo, desde joven tuve mucho apego al ejercicio físico participando en carreras de 10 mil metros, de 5 mil, de medios maratones; me gustaba mucho participar, el medio marathon Rock and Roll de San Diego fue el ultimo que hice, hace como 12 años”, recordó.

Yo diría que es lo medular en una enfermedad como la de Parkinson”, continuó, “en donde se trata de un complejo trabajo de nuestro cuerpo, de nuestro sistema nervioso central que tenemos que darle un campo de acción para que no se deteriore”.

Soto, es un hombre que ha dedicado tiempo a saber sobre el Mal de  Parkinson, del cual forma parte de la Fundación de Parkinson (Parkinson’s Fondation), y ante la pregunta de que factor lo genera, dijo sin dudar:

“Hay dos corrientes muy grandes que los científicos han encontrado”, dijo, “y una de ellas es la genética (causa hereditaria), la enfermedad que proviene de una degeneración de parte del sistema nervioso central, al dejar el cerebro de producir dopamina y de ahí se te empiezan a presentar síntomas”.

“Y la otra teoría es de que en cierta edad, de niños, estuvimos en contacto con plaguicidas, con químicos con los que se riegan (los cultivos) y todos sabemos que estuvimos expuestos, mi generación estuvo expuesta a todo eso. En mi casa rociaban con DDT en las noches para matar los mosquitos y luego se supone que ya estaban muertos e íbamos a dormirnos y las partículas químicas seguramente penetró en nuestros pulmones, vía respiración”, ejemplificó.

Ejercicio y alimentación, claves

Ante otra pregunta Soto dijo que en ese momento llegaba a su mente la conferencia de una expositora inglesa y que se quedó fija en su mente, pues afirmaría en un discurso sobre el tema: “El Parkinson si se cura y hay dos medicinas y la primera es el ejercicio y la segunda es la alimentación”.

“Me quedé impactado”, agregó, “porque yo mismo lo he practicado en mi persona y me ha dado un buen resultado; tengo 6 años aproximadamente que me diagnosticar (Mal de Parkinson) y lamentablemente he conocido a personas que las han observado y en dos o tres años han tenido una gran degeneración; no pueden mover los dedos, los músculos. Entonces hay que decirle al cuerpo con esos movimientos, que estamos trabajando todavía”.

Todos los martes y jueves,  de la 1:00 a las 2:30 pm, Lisbeth Garcés ofrece sus ejercicios (en los cuales destaca el de Ready Steady Boxing para personas con Parkinson) en The Refinery Church 494 E St Chula Vista 91910. Para más información llame al (619) 971-3904 o escribe al correo: lisbethgarces@parkinsonsassociation.org y/o consulte la página: www.parkinsonsassociation.org

La entrenadora Garcés en la práctica de Ready Steady Boxing. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.