Unos 250 trabajadores de la empresa Republic Services que han estado un mes en huelga en demanda de mejores condiciones laborales rechazaron la oferta final de la compañía de recolección de basura en Chula Vista y San Diego.

“La verdad, son centavos lo que nos quieren aumentar”, dijo a Chula Vista Today uno de los dirigentes, Luis Carlos Saldaña.

“Desempeñamos uno de los cinco trabajos más peligrosos en el mundo, por razones como la contaminación que transportamos, porque comenzamos a trabajar tan temprano, a obscuras, por lo que hemos tenido atropellados, accidentes”, comentó.

Saldaña no detalló en qué consistió la oferta final de la empresa pero dijo que es “demasiado poco”, comparado con lo que han pedido unos 180 trabajadores que recogen la basura en Chula Vista y otros 70 en San Diego.

Dijo que los trabajadores son casi sin excepción jefes de familia a quienes ha impactado un mes sin recibir ingresos ni contar con servicios de salud, entre otros beneficios. “Sin aumento, nos rebasa mucho la inflación”, explicó.

“Nosotros ya quisiéramos regresar a trabajar, pero la compañía no pone de su parte”, expresó.

Republic Services reportó ingresos por más de 972 millones de dólares en los tres primeros trimestres del 2021, lo reportado hasta ahora, de acuerdo con consulta de Chula Vista Today.

Mientras tanto, la alcaldesa Mary Casillas Salas, de Chula Vista, propuso el martes en sesión de gobierno, entre otras soluciones, que la ciudad cancele su contrato con Republic y busque otra empresa para realizar el trabajo.

La alcaldesa ha expresado verbalmente su solidaridad con los trabajadores, pero Saldaña dijo que si la ciudad decide terminar su convenio con Republic, “nosotros vamos a quedar en el aire”, pues otra empresa no es garantía de que les contraten a todos.

Pero la ciudad también comienza a llegar a un límite. La empresa se comprometió con la alcaldesa a regularizar la recolección de basura a partir de este lunes, 10 de enero, pero en áreas como Eastlake la basura continuaba el miércoles fuera de los domicilios.

“Aquí van los desechos desde navidad, si todavía no se han descompuesto, no tardan en hacerlo, y entonces vamos a tener un severo problema de salud”, advirtió una vecina de Chula Vista.