Desde el primer brote de COVID-19 en CA

SAN DIEGO.- Este miércoles 26 de enero, cuando la edición de El Latino San Diego se encuentre en distribución, se cumplirán dos años de que surgió el primer brote de COVID-19 en el estado de California.

De hecho, diez de los veinte primeros casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos ocurrieron en este estado.

Por si estos datos no fueran suficientemente claros, fue también en el llamado “estado dorado” donde se detectó el primer caso de la nueva variante Omicron, se trató de una persona que ya había sido vacunada y regresó de un viaje a Sudáfrica el 22 de noviembre y dio positivo con fecha 29 de noviembre (una semana después).

Más de 6 millones de contagios

En los dos años transcurridos, en el estado de California -de acuerdo con las cifras más recientes publicadas al 17 de enero en el sitio oficial “Rastreo de la COVID-19 en California”, que comprende las dio las últimas 8 semanas, habían ocurrido 6 millones 735 mil 980 casos de contagio por el virus, lo que significaría -conforme a sus cifras- 110 mil 497 personas infectadas en promedio diario, y 272.4 nuevos casosa por cada 100 mil habitantes.

Asimismo, se habían reportado a esta fecha 77 mil 720 fallecimientos -44 en promedio- y 0.1 nuevos decesos por cada 100 mil habitantes.

El reporte estatal destaca en el mismo sentido habían aplicado en la entidad, 67 millones 611 mil 110 vacunas, lo que, conforme a sus cifras, se había aplicado la dosis al 80.9% de la población.

En cuanto al porcentaje obtenido en las pruebas para detección de COVID-19 se dio a conocer que “el índice de positividad” (o que dieron positivo) en las pruebas fue de 21.5% del total. 

Latinos, el grupo que más ha sufrido la pandemia

Uno de los datos más significativos es que del total de muertes, el 45.2% es el de los latinos (el grupo más golpeado por la pandemia), seguido por la población angloamericana, con el 33.0%; los asiático-americanos, con el 11.1% y afroamericanos con el 6.8%.

Por lo que hace al condado de San Diego, con los datos más recientes publicados por la Agencia de Salud y Servicios Humanos, se registró un aumento en el número de hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad.

Aumentan hospitalizaciones

En medio de la nueva variante Omicron,  19 mil 710 pacientes hospitalizados, 1,975 se encontraban en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hasta el viernes 14 de enero.

Y se aclara, sin embargo, que “algunos pacientes positivos para COVID pueden haber sido hospitalizados por otras razones y se descubrió su estado de COVID mediante pruebas ordenadas por el hospital”.

También se indicó que el condado de San Diego “reportó 9 mil 878 nuevas infecciones por COVID-19 y cinco muertes adicionales” (por ese motivo, el viernes 14).

Más de 4 mil 500 muertes en el condado de San Diego

En forma global, la fuente de información agregó que los datos acumulativos del condado, al momento de redactar la presente nota informativa, “aumentó a 568 mil 212 casos (de contagio) y 4 mil 545 muertes desde que comenzó la pandemia”.

En cuanto a la aplicación de vacunas, la Agencia de Salud y Servicos Humanos del Condado de San Diego informó que al miércoles 12 de enero -fecha de la última actualización- se habían vacunado con al menos una vacuna a 2 millones 814 mil 323 personas (o el 89.4 de la población elegible) y completamente vacunados, 2 millones 487 mil 773 – el 79.0% de la población elegible.

La población elegible

Se aclara en este sentido que con “completamente vacunados” se refiere quienes ya recibierola dosis única de Johnson & Johnson o las dos por parte de Pfizer o Moderna.  Y la población elegible era al 12 de enero reciente, de 3 millones 147 mil 936 sandieguinos.

Asimismo se habían recibido 6 millones 944 mil 985 dosis  (a punto de llegar a los 7 millones de vacunas), habiendo sido aplicadas 6 millones 384 mil 985 dosis, más las recientes 906 mil 615 vacunas de refuerzo o “booster-shots”).

Aunque ya se mencionó que continúa siendo la población latina la que ha sufrido mayor número de contagios y muertes a causa del COVID-19 en comparación con los otros grupos étnicos, la estadística de la Administración del Condado de San Diego reveló que solamente el 29.5% había sido vacunado, mientras los angloamericanos significaban el 36.9%.