Un ex empleado del condado de San Diego habría provechado su cargo público para conseguir contratos para su esposa, lo que viola el reglamento de gobierno y puede enfrentar hasta tres años de prisión, informó la fiscalía de distrito.
Rolf Bishop, de 73 años, fue jefe de información en la oficina de avalúos y archivos del condado hasta hace un año. La fiscalía dice que desde marzo del 2017 hasta que se retiró, pidió subcontratar la empresa de su esposa.
Al subcontratar la empresa de su esposa. Bishop estaba encargado de firmar los cheques de pagos que hacía tanto para ella como para sus empleados.
La fiscal Summer Stephan calcula que con esos contratos, el matrimonio Bishop consiguió cientos de miles de dólares en ganancias, aunque sin mencionar una cantidad específica.
La fiscalía acusó a Bishop de conducta delictiva de funcionario gubernamental.
“El acusado, o cualquier persona que trabaje para el gobierno, tiene el deber de no violar la confianza del público al usar su posición para llenar sus propios bolsillos ilegalmente”, dijo el fiscal de distrito Stephan.
“Es fundamental que la corrupción pública en todos los niveles del gobierno sea investigada y procesada cuando la evidencia cumpla con la alta carga de la prueba según la ley”, agregó.

Bishop tendrá audiencia preliminar el 10 de mayo en la Corte Superior. Si se declara inocente y se le prueba lo contrario, podría ir a prisión y tener que pagar una multa.
Por ahora se desconoce si la corte permitirá su libertad condicional bajo fianza.