Periodistas de Baja California y del condado de San Diego despidieron en vigilia a su colega Margarito Martínez Esquivel, quien fue asesinado esta semana con arma empleada antes en otros crímenes en Tijuana.

Sonia de Anda, la dirigente regional de los periodistas, condenó la muerte del fotógrafo experto en cubrir notas policiacas, quien trabajaba para medios como Los Ángeles Times, San Diego Union Tribune, Zeta y Frontera entre decenas más.

“Hoy estamos en duelo, pero desde el lunes vamos a buscar justicia”, dijo De Anda durante una vigilia en la zona del Río en Tijuana.

El fotógrafo de 49 años de edad fue recordado en testimonios de muchos periodistas con quienes trabajó a lo largo de su carrera profesional de más de 20 años.

Recordaron que “nos enseñó a andar en las calles (de Tijuana en las noches) y a cuidarnos”, que “nos enseñó la dedicación al trabajo, por eso él trabajaba para tantos medios”, expresaron admiración de que “siempre conservó muy bien humor, a pesar de la difícil, a menudo cruel, fuente que cubría”.

Muchos periodistas de Estados Unidos que le conocieron y no pudieron llegar a Tijuana a despedirlo enviaron condolencias y mensajes de solidaridad con los periodistas de la frontera entre Tijuana y San Diego.

Margarito “4-4” Martínez fue asesinado aproximadamente un mes después de que un auto nombrado comunicador que publica en redes sociales lo señaló falsamente en video en vivo de administrar páginas de Facebook en las que narcotraficantes se atacan mutuamente.

El responsable de esos señalamientos se encuentra en libertad condicional y sus seguidores han acosado a periodistas de Tijuana que han exigido justicia para el fotógrafo Margarito Martínez.