SAN DIEGO.- “Debido a la escasez de maestros suplentes en todo el estado y la propagación de la variante Omicron, el Distrito Escolar Unificado de San Diego (SDUSD, por sus siglas en inglés) ha delineado planes para comenzar a mover educadores adicionales a las aulas”.

Lo anterior lo dio a conocer el segundo distrito escolar más grande de California, solo después del de Los Ángeles, al anticipar en un reporte de prensa que para llevarlo a cabo “invocará el Procedimiento Administrativo 7293”.

De acuerdo con el comunicado este Procedimiento fue “adoptado a fines de la década de 1960 y diseñado para ayudar a las escuelas a hacer frente a la grave escasez de personal”.

Y se aclara que “estas medidas se están tomando para mantener las escuelas abiertas”.

En una carta enviada por SDUSD a las familias que forman parte fundamental de la comunidad escolar del distrito se afirma:

“La escuela, el sitio más seguro”

“Seguimos creyendo que la escuela es el mejor lugar para que los estudiantes estén (más seguros)”.

“Esto ha sido demostrado”, se agrega en la misiva, “por multiples estudios que muestran que los estudiantes en realidad están más seguros en la escuela que en las comunidades donde el virus está muy extendido”.

Calificando la situación actual como un desafío severo para todos los distritos escolares, continúa la carta, el Distrito Unificado de San Diego advirtió a los padres:

Medidas vigentes

“Queremos ser transparentes sobre el hecho de que es muy probable que sus estudiantes experimenten uno no más de (las siguientes medidas) en las próximas semanas, mientras el COVID-19 está en auge y están vigentes estas medidas especiales:

  • Supervisión por personal suplente o centralizado
  • Trabajo de clase en un “laboratorio de aprendizaje” o tipo de ambiente de sala de estudio; y tiempo de instrucción reemplazado por actividades a su propio ritmo.

Y se puntualiza que entre las otras medidas tomadas para mantener abiertas las escuelas el distrito ha tomado las siguientes:

  • Solicitó la cancelación de cualquier actividad no esencial que retiere a los maestros y al personal de las aulas, como capacitaciones y Desarrollo professional.
  • Estableció una estación de prueba rápida para el regreso al trabajo para ayudar a despejar rápidamente a los empleados después de pruebas positivas y/o contactos cercanos.
  • Canceló actividades interiores no esenciales como excursiones, asambleas escolares y bailes.
  • Entregó miles de mascaras N95 o de estilo similar a las escuelas y amplió la aplicación de las mascaras.
  • Anunció que las escuelas, cuando sea apropiado, trasladarán a los estudiantes al aire libre cuando haga buen tiempo  y a espacios interiores grandes.
Permitiría mantenere aulas abiertas

Se precisa en el mismo contexto que “estas medidas temporales requeridas por la pandemia, y el empleo de estas estrategias permitirá que el Distrito Escolar Unificado de San Diego mantenga las aulas abiertas”.

“Todas las ausecias debidas a enfermedad o estrés mental o emocional”, se afirma igualmente, “serán tratadas como justificadas en este momento, y los estudiantes que estén ausentes por cualquiera de estas razones podrán recuperar las tareas perdidas”.

Y se concluye que “si todas estas medidas fallan en una escuela determinada, el distrito trabajaría con las autoridades locales de salud y educación para declarer un “Día de Impacto de COVID” en esa escuela (similar a los días de calor).